605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

En 1979 aparece el Programa de Reducción de Estrés Basado en Mindfulness (MBSR), en la Universidad de Massachusets (USA), por el Dr. Jon Kabat-Zinn. Uniendo diferentes técnicas de la meditación budista, y haciéndola más entendible, fácil y práctica para los occidentales, ayudó a que miles de personas la puedan practicar en occidente, sin perder los beneficios que aportan a la salud y el bienestar.

Este programa se ha convertido en el modelo de intervención importante en la Medicina cuerpo-mente, representando de la mejor manera posible la llamada Medicina Integrativa.

Si te interesa, puedes ver nuestro curso de Mindfulness.

Los estudios científicos muestran una gran mejoría tanto en los síntomas físicos como en los psicológicos:

  • Ansiedad: Mindfulness ha demostrado que reduce los síntomas de ansiedad, estrés y depresión, manteniéndose con en el seguimiento de 3 años  (Kabat-Zinn 1992, Millar 1995).

 

  • Depresión: las habilidades que se aprenden el Mindfulness han demostrado ser eficaces para reducir la repetición de episodios de depresión (Teasdale 2000).

 

  • Calidad de Vida, relacionado con bienestar: Mindfulness mejora significativamente la calidad de vida asociada a salud, como bienestar, reducción de síntomas, estrés (Reibel 2001).

 

  • Enfermedad coronaria: Añadir un programa de mindfulness en un programa de rehabilitación cardiaca, ha demostrado disminuir la mortalidad en un 41%, en los primeros años. Además reduce la morbilidad con el estrés y otros factores como la presión sanguínea, el peso, nivel de glucosa (Linden 1996, Zammara 1996).

 

  • Hipertensión: el programa de mindfulness ha demostrado que reduce la presión sanguínea a un nivel comparable a como lo hace la medicación, y otros cambios como la pérdida de peso, el aumento de actividad física y aeróbica y la reducción de sodio (Schneider 1995, Linden & Chambers 1994, Alexander 1994).

 

  • Cáncer: Tras un programa de Mindfulness  se demostró que se redujo el estado de ánimo bajo (65%), tal como la ansiedad , ira, depresión o tristeza, duda, etc. Además descendieron los síntomas cardiopulmonares y gastrointestinales, y las nauseas , manteniéndose durante 6 meses (Speca 2000, Carlson 2001). La tasa de supervivencia también mejoró de manera significativa (Fawzy 1993, Speigal 1989) .

 

  • Dolor Crónico: Mindfulness ha demostrado la disminución de la experiencia de dolor, además de problemas en el estado de ánimo y humor asociado al dolor. También presenta resultados satisfactorios en ansiedad y depresión. Los pacientes que practican Mindfulness presentan menos utilización de medicamentos y drogas para el dolor, además de aumentar la autoestima y la actividad diaria de estas personas. Los resultados fueron muy superiores a los del grupo control, que consistían en tratamientos habituales, incluyendo medicación, y manteniendo la mejoría en los 4 años que duró el estudio (Kabat-Zinn 1982-85, Kabat-Zinn 1987).

 

  • Fibromialgia: Mindfulness en las investigaciones científicas mejoró las condiciones físicas y psicológicas (estado de ánimo)  y también en el área social y de sus relaciones personales (Kaplan 1993, Goldenberg 1994, Weissbecker 2002).

 

  • Asma, trastornos respiratorios: El entrenamiento de Mindfulness ha demostrado que mejora el bienestar psicológico, y el funcionamiento y la frecuencia de asma. (Devine 1996). También demuestra tener efectos beneficiosos con disnea y nivel de psicológico en adultos con trastorno pulmonar obstructivo (Devine & Pearcy, in press).

 

  • Diabetes Tipo I: El entrenamiento de mindfulness muestra descensos en niveles de glucosa  (McGrady 1991)

 

  • Psoriasis: Mindfulness  ha demostrado aumenta 4 veces los rangos de limpieza de placas de la piel, en el tratamiento de fototerapia y fotoquimioterapia (Kabat-Zinn 1998).

 

  • Cefaleas: Mindfulness demuestra que se disminuye el nivel de la actividad de las cefaleas (Anastasio, 1987).
  • Esclerosis Múltiple: La práctica de Mindfulness mejoró con muchos de los síntomas, incluido el equilibrio (Mills 2000).