605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

CELOS

Los celos son en gran medida, motivados por el sentimiento de inseguridad y le pueden hacer llegar a uno/a a conclusiones negativas con respecto a su compañero/a, teniendo así, consecuencias perjudiciales para la pareja.

 

Si bien es cierto que los celos pueden estar fundamentados en un caso de infidelidad, también en múltiples ocasiones se generan sin base objetiva alguna, producto entonces de la imaginación de la persona. Independientemente de esto, es cierto que genera mucho sufrimiento, tanto para la persona celosa como para quien es objeto de los celos.

 

Algunas veces, las personas percibimos e interpretamos de manera errónea el significado del comportamiento de nuestra pareja, además potenciamos así una imagen negativa de ésta que no hace más que reforzar nuestra idea creada sobre ella, por ejemplo:

 

-“Ya llega de nuevo tarde, siempre está igual. Seguro que anda con su nuevo compañero de trabajo, ¡qué poco respeto!”

-“Ha mirado a la mujer que está al lado nuestra…seguro que le gusta más que yo, no valgo nada, estoy hecha un desastre, ¡¿cómo no se va a fijar en otras?!

 

Situaciones como estas son sólo un ejemplo de manifestaciones, donde un miembro de la pareja se siente celoso/a a raíz de:

  • Miedos diversos: a la soledad, a que se rompa la relación, a ser sustituido por otro/a…
  • Mitos: el amor romántico, donde el “te quiero sólo para mí y la posesión están muy presentes, el “si siente celos es que me quiere de verdad”, etc.
  • Baja autoestima y seguridad en uno/a.
  • Necesidad imperiosa de retener a la pareja, atenderla y ser atendida por ésta. Esto llevará a un cuestionamiento y control constante sobre todas las actuaciones del compañero/a.
  • Distorsiones de pensamiento que dan origen a las fantasías creadas. Un fallo habitual que se comete es, confiar en señales poco objetivas, sin pruebas reales y que dan pie a posibles lecturas, a través de las cuales pretendemos llegar a conocer actitudes, sentimientos y deseos del otro/a.
  • No confianza en la pareja.
  • Historia de relaciones pasadas donde haya habido infidelidades o chantaje emocional, abuso de poder… Evolución de la relación también en la propia pareja actual.

 

Con los celos contribuimos forjando un clima tenso, donde los conflictos, malentendidos y hostilidades aumentarán en la pareja, destruyéndola.

 

Desde la Terapia de Pareja se podrá ayudar y trabajar por conseguir una relación basada en:

  • La confianza.
  • La tranquilidad.
  • La reciprocidad.
  • El respeto.
  • La lealtad y fidelidad.
  • El compromiso.
  • El cariño.
  • La pasión.
  • La autocrítica y reflexión constructiva sobre las actitudes y comportamientos de cada miembro.
  • El trabajo por confrontar, poner a prueba y corregir distorsiones de pensamiento y fantasías generadas por uno/a.
  • La construcción de una sana autoestima y un sólido autoconcepto.
  • La correcta comunicación de miedos e inseguridades, sin necesidad de controlar al compañero/a.
  • La aceptación de la pareja con sus valores y principios.
  • Respeto y cuidado por el desarrollo personal y el tiempo para uno/a mismo/a, espacio individual dentro de una vida en pareja (ocio, trabajo, familia extensa, etc).
  • Desmontar mitos y fomentar una relación sustentada en los pilares y proyectos que ambos miembros decidan y se correspondan con sus propios valores, no los que nos puedan inculcar desde el exterior (cultura, familia extensa, etc).

Con el objetivo último de vivir una relación apacible, enriquecedora, positiva y satisfactoria, donde los dos se sientan libres y tranquilos en el compromiso con el compañero/a.

 

Más información sobre Terapia de Pareja