605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

La mayoría de las terapias, tanto antiguas como modernas, creen que una revisión del pasado es importante, pero siempre que de allí se saque un entendimiento de nuestros patrones, y un trabajo para hacer en nuestro presente.

Con las experiencia pasadas suele haber dos problemas, uno son las experiencias traumáticas y el otro las tendencias o patrones de comportamiento debido a las creencias.

Muchas veces centrarse sólo en el presente es una huída, que produce una fragmentación de la información cerebral, que los psicólogos llamamos trauma o disociación, es una evitación del dolor que supone rememorar el momento problemático o volver a pasar en el presente por situaciones que nos recuerdan el malestar sufrido, lo que llamamos recordar la experiencia emocional.

Otros problemas no vienen por experiencias traumáticas sino por creencias que vienen por nuestra infancia y educación, que nos dejan anclados en lo que nos fue útil para vivir en ese momento porque nos conseguía los refuerzos de las personas de alrededor y nos evitaban sus castigos.

Es útil volver al pasado para aprender, para ver qué camino elegiste, por qué las elegiste, y cuáles eran tus prioridades, no somos más listos ahora que en pasado, sólo que ahora tenemos más información.

Entonces sino puedo cambiar el pasado, ¿qué hago con él? no hay vuelta atrás, y ya sabes, ahora no eres más listo o lista que antes, pero si que puedes aprender del uso que demos a nuestra visión del pasado, eso nos puede hacer salir reforzados en el presente, sólo sabiendo nuestros patrones disfuncionales, nuestras tendencias, podremos anticiparlas en el los momentos siguientes, así podrás trabajarlos para que dejen de causarte daño y poder seguir adelante.

En las experiencias traumáticas se produce un bloqueo emocional, debido al bloqueo de información en los hemisferios cerebrales, para sobrevivir el cerebro bloquea la información y se produce una disociación, una evitación de los recuerdos dolorosos. Ese bloqueo hace que no podamos analizar la situación de una forma más objetiva, y hace que las emociones ” reaccionan por nosotros”: reaccionar no es lo mismo que responder.

Son situaciones difíciles de aceptar, y se hace necesario una terapia psicológica, para aprender a responder en tu presente de la mejor manera posible, de hecho, es normal encontrar personas que sienten que su pasado vuelve siempre en diferentes situaciones, hay que trabajar esas emociones, de otro modo tendremos inseguridades y miedos, como aquellos que tuvimos en nuestras primeras experiencias, donde la razón no puede entrar por el bloqueo de la emoción.

 NO es centrarse en el dolor, sino trabajarlo para que podamos tener un presente distinto a como ha sido nuestra vida.

El trabajo en terapia por psicólogos es esencial para trabajar el pasado, aprender los patrones que no han funcionado y cambiarlos por nuevos patrones que sean funcionales  a la vida que queremos . El pasado ya no existe, pero quedan memorizados en nuestro cerebro y cuerpo aquellas conductas y emociones que nos hacen pasar por lo mismo una y otra vez.

 

Pueden ayudarnos diferentes técnicas como la hipnosis y el EMDR para trabajar el pasado y sacar de él aprendizajes para nuestro presente, acompañando con otras técnicas como Mindfulness, para poder tener un mejor presente y futuro.