605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Experimenta mejores y más profundas relaciones sexuales

El disfrute de las relaciones sexuales constituye una parte fundamental en la vida del ser humano. El sexo es un acto rehabilitador de los órganos vitales y la salud. Este influye de manera transcendental y directa en las relaciones de pareja. Un placentero acto sexual entre dos personas puede determinar el buen funcionamiento y entendimiento ellas. El acto sexual dentro de las relaciones humanas, no solo se traduce a un acto físico, las emociones juegan también un papel importante.

Es común que con el avance de la interacción sexual consecutiva entre dos individuos, el deseo sexual comience a disminuir. La disminución del deseo sexual es parte del proceso de compenetración en una relación de pareja y, por demás, algo normal. Las causas de esto abundan, pero en principio puede atribuírsele a incompatibilidades de muchos tipos. El peso de la costumbre y la monotonía influyen directamente en el problema.

Mantener una buena relación con la persona que amas es vital para la vida sexual. Vivir nuevas experiencias en la vida sexual que mantienes con tu pareja puede ayudar a salvar la relación, en caso de crisis. Las terapias de parejas, por parte de sexólogos, también contribuyen a fortalecer los vínculos.

La compenetración con la persona que te acompaña determinará en gran medida el grado de satisfacción sexual. Sucede cuando dos personas han unido sus intereses y causas y existe un atractivo trascendente. Además, en el acto sexual intervienen otros factores, como el manejo del cuerpo y las condiciones físicas. Experiencias sexuales más divertidas y prolongadas dependen también del cuidado del cuerpo.

 

Llevar una vida sexual sana y placentera puede lograrse teniendo en consideración estos consejos:

 

  1. Conoce tu cuerpo

La Universidad te Texas expuso una investigación en la cual argumenta que existe una correlación entre la satisfacción sexual y el autoconocimiento. Conocer el cuerpo propio sirve para poder dirigir al compañero sexual en el camino hacia nuestro placer.

 

  1. Ten un buen flujo de comunicación con tu pareja

Es verdad, se conocen desde hace tiempo. Pero la comunicación y el intercambio constante de ideas, nos ayuda a profundizar. Esto es esencial al momento de dar placer, pues hemos explorado previamente zonas sensibles y también nos hemos informado bien sobre gustos.

Incluso, la conversación puede aportar información sobre deseos y fantasías. Sabiendo esto, el contacto sexual llevará a ambos a querer satisfacer en el otro cosas específicas.

 

  1. Aprovecha el lenguaje

Está comprobado que comportamientos y juegos contribuyen al placer sexual. Por ejemplo, las conversaciones eróticas donde se verbalizan las fantasías y se exponen los deseos. Estas mejoran la comunicación entre cuerpos y fungen como preámbulo perfecto para el enfrentamiento de el acto sexual.

El oído juega un papel importantísimo en la sexualidad y hablar de nuestras fantasías y deseos eleva dramáticamente la excitación sexual. Resulta como un poderoso conductor. Por tanto, entrenar esta habilidad puede ser muy útil para conquistar a una nueva pareja sexual.

 

  1. Fortalece tu relación

Una relación fuerte y feliz garantiza salud sexual. Aunque esta no es una premisa que no compruebe ejemplo opuesto, sí es un hecho que aporta tener una buena amistad con tu pareja hará que se sientan más cómodos en la cama.

 

Si quieres mejorar tus relaciones sexuales puedes tener una cita con una profesional sexóloga en Madrid, llámanos.