605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

La mayoría de las personas han sentido lo que es estar enamorados,

Se ha encontrado amor en todas las culturas y en todos los tiempos, sabemos que essentir la necesidad de estar con esa persona, de la obsesión que se suele producir por estar con él o ella, y del sentido de pérdida de tiempo cuando no es así, pero ¿qué le pasa al cerebro cuando estamos enamorados?

En un estudio de Massachusets hicieron 2 preguntas a las personas y les medían la actividad cerebral.

  • ¿Has sido alguna vez rechazado por alguien a quien amabas?
  • ¿Has rechazado alguna vez a alguien que amabas?

EL 95 % dijo que sí a las 2 preguntas.

Las personas enamoradas tienen actividad en las áreas de gratificación del cerebro, asociado a la motivación , a la ansia de conseguir, produce obsesión, y  valga la curiosidad, es el activado cuando se quiere cocaína, también se activaron áreas asociadas al apego profundo a una persona con el amor romántico.

Las que fueron rechazadas tenían actividad más fuerte en la misma área del cerebro, es decir que le amamos más, debido a que es una recompensa que se demora en el tiempo, con esta energía se activan áreas asociadas al cálculo de ganancias y pérdidas, que junto con la sensación de amarle más hace que apostemos todo.

 

El amor romántico es un impulso de apareamiento, que no sexual, ya que el impulso simplemente sexual te saca de él y hace que mires más candidatos. El impulso de apareamiento hace que sólo te fijes en uno, eso produce el desequilibrio homeostático, como el hambre o la sed, siempre vuelve, como una perfecta adicción con todas sus características, en primer lugar produce tolerancia : necesitamos verle más