605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Identifica el trastorno bipolar en tu familia y encuentra ayuda psicológica en Madrid

Conocida también como “enfermedad maniaco-depresiva”, el trastorno bipolar es una condición que se manifiesta a nivel psicológico. Esta condición puede manifestarse en todo tipo de personas, afectando también a los más pequeños de la casa. Los niños que lo padecen experimentan cambios poco usuales en sus estados de ánimo. Yendo de la euforia y la hiperactividad a la depresión y la apatía.

El trastorno bipolar puede confundirse con los altibajos comunes que pueden experimentar todos los niños. La bipolaridad proyecta síntomas mucho más potentes. Los efectos de esta condición pueden afectar el desempeño escolar y social del niño. Las condiciones en las que el trastorno los sumerge pueden llegar a ser muy peligrosas, llevándolos a hacerse daño o incluso a tener ideas suicidas.

El tratamiento psicológico suele ser la respuesta en el afrontamiento y resolución del trastorno bipolar; ayudando al niño a mejorar y llevar una mayor calidad de vida.

¿El trastorno bipolar se manifiesta de diferente forma en niños y adultos?

En el caso de presentarse el trastorno en niños, se identifica como “trastorno de bipolaridad de aparición temprana”. La aparición de este tipo específico de trastorno suele ser más grave que el manifestado en la adultez o las últimas etapas de la adolescencia. Cabe destacar que los jóvenes que enfrentan este trastorno generalmente presentan síntomas y cambios anímicos más extremos que los adultos que padecen la misma condición.

¿Cuáles son las causas del trastorno bipolar?

El trastorno bipolar puede originarse por medio de varios estímulos, tanto a nivel de la concepción del sujeto como a lo largo de su desarrollo.

  • La enfermedad es hereditaria. Los niños cuyos padres o familiares cercanos padecen del trastorno, son más propensos a desarrollarlo en alguna etapa de sus vidas.
  • Los niños que presentan anormalidad en la estructura y la funcionalidad de su cerebro.
  • Cuándo un niño experimenta un trastorno de ansiedad aumentan las probabilidades de sufrir trastorno bipolar.

No siempre es sencillo determinar a simple vista las causas del trastorno. Actualmente la investigación científica busca avanzar en esta materia para establecer estrategias y protocolos de prevención y disminución de riesgos. Con ello se espera ayudar a la población en general a predecir si alguien desarrollará trastorno bipolar a lo largo de su vida y de ser posible, prevenirlo.

¿Cómo identificar los síntomas del trastorno bipolar?

Un niño puede presentar uno de los tres tipos de episodios desarrollados con el trastorno bipolar. Estos se clasifican en “episodios maníacos”, “episodios depresivos” o “episodios mixtos”. Todos de tinte anímico, los niños suelen experimentar en mayor medida que los adultos episodios mixtos. Fusionando explosiones maníacas y depresivas.

Los episodios de tinte anímico duran una o dos semanas. Durante el episodio, los síntomas se manifiestan todos los días y durante todo el día.

El episodio se considera maniaco cuándo el niño desarrolla los siguientes síntomas:

  • Parece sentirse muy feliz y sus travesuras aumentan de forma inusual
  • Repentinamente su ánimo cambia y se pone de mal genio
  • Habla aceleradamente y de temas diferentes a la vez
  • Dormir se le hace imposible y no se siente cansado
  • Concentrarse es una tarea difícil
  • Se inclina por hablar y enfocarse en el tema sexual
  • Su comportamiento lo incita a hacer cosas peligrosas

Cuándo el episodio es depresivo, los niños suelen:

  • Sentirse tristes ante cualquier estímulo
  • Quejarse incesantemente por dolores de cabeza o estomacales
  • Dormir muy poco o dormir excesivamente
  • Sentirse inútiles o sentir culpa
  • Perder el apetito
  • Sentir poco interés por actividades que deberían ser divertidas
  • Pensar en hacerse daño o el suicidio

 

 

Tratamiento para el Trastorno Bipolar