605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Razones para que exista infidelidad femenina

La infidelidad femenina es causante, así como la infidelidad masculina, de una parte importante de las separaciones que experimentan las parejas en el mundo. Los matrimonios pueden llegar a niveles de angustia y desconfianza tal, que se encaminan, antes de advertirlo, a rupturas vertiginosas. Sentirse insatisfecha, es una de las más importantes razones por las que una mujer incurriría en infidelidad. Esta insatisfacción consiste en la carencia de ciertos sentimientos propios de quienes están compenetrados en la unión.

¿Existen diferencias tangibles entre la infidelidad de la mujer y la del hombre? ¿Es particular y distinta la infidelidad llevada a cabo por una mujer? ¿Puede acarrear peores consecuencias?

¿Por qué se produce la infidelidad femenina?

En la Universidad Autónoma de México se desarrolló un estudio que logró demostrar que, así como los hombres, la mujeres son propensas a la infidelidad. No obstante, el orden de las causas es diferente, y para las mujeres, es primordial ser tomadas en cuenta. Ellas necesitan la consideración a nivel de espacio y tiempo, por parte del sexo opuesto.

La comunicación es otro aspecto que, de verse atrofiado, vulnerado o eliminado, trastoca la moral femenina y las hace propensas a buscar esa ausencia de afecto, en otra persona. Para ellas el contacto físico, traducción de la emocionalidad profunda, es una señal importante de la intencionalidad de su acompañante. Un compañero que ya no la toca, manifiesta, para ella, el interés claro de generar espacios entre los dos.

Naturalmente, en medio de una situación de este tipo, los encuentros sexuales disminuyen o pierden la fogosidad. La pérdida del deseo sexual, por parte de la pareja, llevan a considerar a una mujer, por lo general, que su pareja ya no se siente atraído hacia ellas. Es normal que, en una situación donde ha sido relegada, la mujer abra las posibilidades de vincularse con otros hombres.

Otras causas determinantes de una infidelidad femenina:

  1. Limitaciones en el apego emocional y límites en la intimidad: La pareja ha dejado de satisfacerse sexualmente. Esto genera en la mujer importantes vacíos en lo emocional. Será natural, en ese caso, que busque llenarlos con otras personas.
  2. No reafirmación del ego femenino: Cuando el hombre no se muestra interesado en los atributos físicos de la mujer; ha dejado de hacerle cumplidos y fijarse en las particularidades de su modo de vestir, etc, es probable que ella busque reivindicar su belleza en otros ojos; y escuchar de otros cuán atractiva es.
  3. Disminución o carencia de romanticismo: Es normal que el romanticismo disminuya en una relación. Pero, cuando desaparece, aparece la necesidad de revivirlos. Si no es posible que eso suceda en el núcleo de pareja, ella podría buscar esas experiencias, fuera de él.

¿Cómo saber cuándo existe infidelidad femenina?

  1. Ella se preocupa excesivamente por su apariencia física y su atractivo. Podría estar haciendo deporte nuevamente y maquillándose muy bien, antes de salir de casa.
  2. Manifiesta felicidad. Se le ve muy entusiasmada, a pesar de la catástrofe en que está sumida su relación. Esto se debe a que las endorfinas surtiendo efecto en ella. Gracias a la experiencia de sentirse deseada y valorada.
  3. Actúa de modo independiente: La oxitocina u “hormona del amor” produce que las parejas no quieran estar separadas. Una mujer que ya no quiere estar cerca de su pareja y muestra estos síntomas, quizá está conociendo a otra persona.

En nuestro centro de psicología en Madrid tenemos especialistas en terapia de pareja para trabajar las infidelidades.