605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Cómo cultivar nuevas formas de aprendizaje con Mindfulness

 

Las formas de aprendizaje constituyen una de las características primordiales en el ser humano. Por medio de este, nos hacemos conscientes de nosotros mismos y nuestros procesos. Instintos de sobrevivencia y adaptación a las circunstancias hacen parte de nuestro desarrollo cognitivo e intelectual. Podríamos definir el término como todas esas habilidades, destrezas, conocimientos, entre otros valores que se internalizan en nuestro cerebro.

Esta condición generada en cada una de las personas es construida con base en las experiencias que vivimos. Esto quiere decir que todo lo que aprendemos es gracias a lo que adquirimos a través de las cosas que experimentamos como seres humanos y de procesos mentales complejos a través de el procesamiento de información que percibimos por medio de los sentidos. Este proceso consta básicamente de la introducción de lo que se percibe, la discriminación de la información y la integración. Este último paso es el que representa el enriquecimiento de nuestro sistema de conocimiento personal.

La forma de asimilar información y conocimientos, no obstante, puede ser particular, dependiendo de el individuo y sus condiciones psicológicas. Las capacidades de unos y otros nos llevan a responder particularmente a las informaciones. Pero existen modos de direccionar la mente y cuidarla, de modo que nuestra memoria mejores su funcionamiento y podamos captar y reproducir mejor; es decir, mejorar nuestro proceso de aprendizaje.

Con los trabajos del psicólogo Howard Gardner se abre una gama de fundamentos que tienen que ver con los procesos de capacitación y desarrollo mental del ser humano. Posteriormente en la década de los 80 aparecen más postulados que colaboran con la recolección de información acerca de este tema. Entre los investigadores que más destacan podemos mencionar a David Kolb, Stata, entre otros.

Formas de aprendizaje y cómo optimizar nuestros procesos

Muchas personas creen no poseer las herramientas para mejorar su capacidad para retener información. Memorizar textos y lecturas educativas les resultan tarea muy complicada. Sin embargo, existen técnicas de estudio para mejorar las formas de aprendizaje. Aplicarlas te hará más productivo. La mente es comparada con un músculo que, a través del ejericio mejora sus condiciones de modo impresionante.

Los métodos de estudios para reforzar los procesos de asimilación de conocimientos de la persona, solo van a funcionar y a desarrollarse a medida de que se pongan en práctica con constancia. Estos generará hábitos positivos que a mediano plazo traerán grandes resultados.

 

Todo esto se mejora según diversos estudios con nuestros programas de Mindfulness en Madrid, mejorando la concentración y el bienstar para aprender mejor

El aprendizaje a través del estudio puede reforzarse aplicando métodos sencillos. Estas son prácticas diarias que debes considerar:

 

  1. Subrayar: Aunque parezca una de las técnicas más sencillas, es una de las herramientas más útiles para retener información a la hora de estudiar.

 

  1. Mapas conceptuales: al generar un mapa conceptual la persona no solo utiliza su capacidad espacial para separar cada punto del tema de estudio, sino que también organiza las ideas en orden de importancia y las ordena para un mejor entendimiento del tema de estudio.

 

  1. Fichas de estudio: Esta herramienta es sumamente eficaz, en especial a la hora asimilar y reforzar los conceptos y datos concretos.

Todo ello se fortalece con Minduflness, puedes ver nuestros programas de Mindfulness en Madrid aquí