605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Descubre las claves para elegir un buen psicólogo en Madrid

Encontrar el terapeuta adecuado es una tarea compleja. Los pacientes tienden a caer en una especie de “turismo entre especialistas”, paseándose de consultorio en consultorio buscando hallar un psicólogo ideal. Muchas personas pierden dinero y valioso tiempo al ver como su problema persiste a pesar de asistir a terapia.

Es preciso que aprendamos a identificar cuando un psicólogo es bueno y cuando no lo es, al menos no para atender nuestro problema. Como todos sabemos, en el área de la psicología existen diferentes escuelas que formulan la base para estructurar distintos enfoques. Algunos de estos se cimientan en teorías científicas y sólidas, mientras que algunos no.

Resulta sorprendente como algunos pacientes descubren que están pagando por sesiones con terapeutas cuyos tratamientos carecen de sustento científico. Incluso existen casos en los que sus terapeutas no son psicólogos legítimos. Si te encuentras en Madrid, te ofrecemos diez claves para identificar el psicólogo adecuado. Y si ya te encuentras en terapia, esto te servirá como diagnóstico para saber si seguir yendo a ese psicólogo al que has estado viendo hasta hoy.

¿Es el tuyo un psicólogo legítimo?

Pareciera muy ingenuo plantearlo, pero te sorprenderá saber que por ahí encontrarás a más de un sujeto ofreciendo terapia sin poseer un título en psicología. Recuerda que en España ser “psicoterapeuta” no es tener una profesión. Generalmente quienes usan este término para ofrecer sus servicios, no tienen la formación necesaria para postularse como psicólogo. La mejor forma de someter a escrutinio las capacidades de tu terapeuta es solicitándole su número de colegiado. Los colegios oficiales de psicología ofrecen en sus webs un listado público en el cual puedes consultar.

¡Comprueba que exista una propuesta de tratamiento tras un primer diagnóstico en las primeras sesiones!

La terapia es confiable cuando inicia con la evaluación del problema. Bastan de 3 a 5 sesiones para concluir con la evaluación general por parte del especialista. Una vez realizada la evaluación, el psicólogo debería ofrecerte un diagnóstico de tu problema. Posterior a esto, es preciso que se te explique el plan de acción y la propuesta de tratamiento. Recuerda que la comunicación entre paciente y terapeuta debe ser bidireccional y tienes el derecho a hacer tantas preguntas como consideres necesario.

 

¿Con qué frecuencia y duración se desarrollan las sesiones?

 

Una vez hecha la evaluación primaria, pregunta un aproximado número de sesiones necesarias. Habitualmente el número necesario de sesiones no supera las 20. Si en tu caso las supera, pídele a tu terapeuta una justificación fehaciente del por qué. La duración de cada sesión es aproximadamente de 55 a 60 minutos. Ten en cuenta que una sesión que no alcance los 45 minutos puede carecer de efectividad, pues es muy difícil realizar terapia en estas condiciones. En cuanto a la frecuencia con que se llevan las sesiones, se estilan una o dos sesiones semanales. Ningún método empírico incorpora mayor número de visitas. Si en tu caso, tu terapeuta propone un mayor número de visitas puedes discutirlo. Recuerda que siempre puedes participar de la planificación de tu tratamiento y su abordaje.

 

Psicólogos Madrid