605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Terapia cognitivo-conductual de la mano de psicólogos Madrid

Visto desde una perspectiva netamente cognitivo – conductual, se cree que todo el compilado de pensamientos, sentimientos y emociones se ven afectados por nuestras creencias. Modificando en definitiva el comportamiento. Por ende, la fusión de la terapia cognitiva y la terapia conductual da vida a lo que hoy conocemos como terapia cognitivo – conductual. Esta terapia cuenta con un gran número de defensores y encontrar psicólogos en Madrid no es problema. En sustrato se trata de un grupo de técnicas que busca un enfoque en el que el paciente pueda aprender una serie de habilidades que lo ayuden a afrontar de mejor manera sus problemas.

Conocida por las siglas TCC, esta terapia se centra en el control de nuestra relación y apreciación respecto al entorno. Lo que pensamos a cerca de una experiencia determinada será lo que defina nuestra relación con ella. Todo ocurre en nuestra cabeza y modificando la forma como digerimos la situación, modificaremos cómo nos sentimos y cómo reaccionamos ante ella. Por ejemplo, al pasar por una situación y darle una interpretación negativa, como respuesta nuestro comportamiento será uno deficientemente adaptativo. Por ende nuestros sentimientos y emociones se manifestarán de forma negativa, haciéndonos atravesar un momento de estrés, ansiedad o tensión.

Ante todo tipo de trastorno de ansiedad como lo son las fobias, la terapia ha demostrado ser efectiva. Ante este tipo de casos, generalmente es una situación traumática el punto de inflexión en el que se genera la fobia. Reaccionamos por asociación, ya que las situaciones análogas son interpretadas como amenazas y resultan en perturbación. Evitando que el paciente se exponga a situaciones que evoquen en su imaginario el momento álgido del trauma, movido por un temor irracional latente.

La finalidad de la TCC es brindarle al paciente la posibilidad de identificar los patrones de pensamiento que resultan disfuncionales. Solo así es posible modificarlos. El especialista realiza un escaneo en el paciente conocido como “análisis funcional de la conducta” con el fin de identificar el problema. Por medio de este análisis es posible averiguar cuáles son los factores que promueven la producción de comportamientos desadaptativos. Así como la configuración de la respuesta que el individuo manifiesta ante el estímulo.

Diagnosticado el problema y detectado mediante análisis exhaustivo, las técnicas cognitivo – conductuales son implementadas. Abordando diferentes alternativas como la reestructuración cognitiva, el entrenamiento en habilidades sociales, técnicas de resolución o técnicas expositivas.

¿Qué señales determinan si debes buscar ayuda psicológica?

Cómo una herramienta para superar numerosos problemas psicológicos la psicoterapia es sumamente efectiva. Sin embargo, aunque se trate de una ciencia médica reconocida y genuinamente establecida, muchas personas no son conscientes de ella. En muchos casos el temor o la negación obstaculizan la idea de buscar ayuda, alejando al individuo de la realidad.

 

Si tienes dudas respecto a ir o no a terapia, estás señales pueden ayudarte a decidirte:

  • Has hecho todo lo que a tu alcance se encuentra por mejorar tu situación personal, pero hasta ahora ha sido imposible
  • Siente que tus familiares y amigos están cansados de escuchar
  • El abuso de sustancias comienza a ser el único elemento en el cual apoyarte
  • La preocupación de los demás aumenta frente a tu situación
  • Eres constantemente negativo y pensar positivamente te es imposible
  • Percibes que todos están en tu contra y sientes una ira incontrolable
  • Presentas problemas para conciliar el sueño y cuando lo consigues, despiertas tan cansado como te acostaste
  • No sientes motivación en nada ni disfrutas de las cosas que antes te gustaban