605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

7 secretos para la comunicación familiar

La comunicación consciente es la columna vertebral que mantiene erguida la familia. Es un instrumento de mucho poder para el encuentro. Si necesitamos reír, llorar, buscar apoyo o brindarlo, debemos exteriorizarlo verbalmente. La magia del compartir puede mejorar si se toman en cuenta algunos truquillos. Y mediante estos enseñar el amor propio, la independencia y la serenidad emocional.

De manera que, para optimizar la convivencia y el entendimiento en casa debemos mejorar la comunicación. Esta debe ser una comunicación consciente de los valores de cada interlocutor. Al hablar, recordemos que, así como nosotros sentimos, también lo hace quien escucha. Respetemos los derechos de los demás para brindar valía a los nuestros.

Consejos para llevar a cabo la comunicación consciente en casa

  1. Usa palabras que refuercen lo positivo. Este tipo de mensajes busca fijarse en el crecimiento y la reafirmación. Fíjate y enfócate en las actividades y actitudes en que tu hijo se esfuerza. Aquellas cosas que disfruta y por las que se esmera, aunque quizá aún no le salgan tan bien. Si empiezas a creer en él (y que se note), también él creerá en sí mismo.

 

  1. Se firme al hablar. Que tus palabras y tu cuerpo digan lo mismo. Es bueno que conserves un tono tranquilo, que veas a los ojos, que se sienta tu presencia. Además, cuando tu hijo te responda, escucha con todo tu cuerpo.

 

  1. Aunque sientas que conoces muy bien a tu hijo, no olvides permitir que tenga voz propia. Permite que se exprese, sus emociones, preocupaciones, alegrías, aún si no van con las tuyas. La comunicación consciente es un intercambio constructivo de mensajes que nos ayudan a crecer.

 

  1. Siempre haz lo posible por demostrar el interés que tienes por entenderle. Procura no interrumpirle ni hacer malas caras cuando algo no te guste. El respeto debe ser absoluto, lo que conforma la personalidad de tu hijo no es de tu control. Pregunta cuando no entiendas algo, no des nada por sentado. Evita asumir en vez de reflexionar.

 

  1. Busca que en las conversaciones hablen de ustedes. Compartir lo que sienten, lo que les gusta, incluso lo que les molesta. Ese conocerse es importante para afianzar la relación de familiaridad que tienen. Ten presente que para pedir respeto primero debes respetar. Aprende a dejar de lado la personalización de los conflictos. El problema no eres tú ni él, es un asunto que deben resolver.

 

  1. Enfoquen su energía en difuminar lo que les acongoja y les preocupa. El amor que se tienen les dirigirá en el camino. Lo más importante es aceptar y reconocer que hay un problema. La solución vendrá sola mientras comparten y se acercan mutuamente al núcleo.

 

  1. Finalmente, recuerda que eres un modelo de conducta. Lleva el vínculo con paciencia y ternura, de modo que le enseñes esto mismo.

 

Siempre hay que buscar mejorar la forma en que nos relacionamos con nuestros hijos. Esto es brindarles la oportunidad de que sean ellos mismos. Practicar Mindfulness en Madrid es un consejo que no dejamos de dar, pues con el desarrollo de estar prácticas, se verán alcanzados los objetivos de armonía en a familia. El amor permitirá que se desenvuelvan en una mutua comunicación consciente.

Psicólogo infantil en Madrid