605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

¡Cuidado! Estas son las 5 adicciones psicológicas más comunes

La adicciones más comunes suelen pasar inadvertidas. Las personas suelen tener pasatiempos y actividades de ocio, pero cuando estos asuntos se convierten en una necesidad empezamos a hablar de adicciones. Hay diversos tipos de ellas, ahora vamos a conocer aquellas adicciones de carácter psicológico, quizá padezcas de un par de ellas y aún no lo sabes, así que presta mucha atención.

 

En primer lugar, es muy importante que tengamos bien claro lo que es una adicción: este término se refiere a una patología que invade el cerebro. Esta le afecta de manera tal que sus condiciones bioquímicas cambian, y esto sucede de acuerdo a la exposición de la persona a la sustancia que le produce adicción. Esta conducta, la atracción imparable que siente el individuo, es una necesidad que puede ser física o psicológica.

 

Las 5 adicciones más comunes ¿Cuáles son?

Entendiendo esto, podemos empezar a vislumbrar las adicciones más comunes, así que atentos:

·       Adicción a los juegos: Su denominación real es ludopatía. Esta adicción es constituida por la falta de capacidades (de la persona que la padece) para abstenerse de jugar o apostar en máquinas tragamonedas, bingo y demás juegos de azar. Les es imposible dejar de asistir a los casinos. Mucha gente ha terminado en la ruina por sufrir esta patología.

 

·       Adicción a las drogas: Esta es definitivamente la que más se ha desplegado por toda la superficie terrestre. Existen drogas por todo en mundo dependiendo de sus culturas y se han utilizado para diferentes objetivos

 

·       Adicción al trabajo: En ocasiones suele verse como una condición positiva, dado que supone una sobreproducción laboral, pero en realidad es bastante desgastante para quien la padece. Esta conducta llega a ser contraproducente para la persona, ya sea a corto o largo plazo, porque termina brindando más espacio de su vida al trabajo que a sus actividades de esparcimiento: deja de ver amigos, de salir con su pareja, de instruirse y de distraerse.

 

·       Adicción al sexo: Se trata de una condición psicológica de tipo obsesiva en que la persona pretende dejar atrás sus problemas a través del sexo. La persona entabla relaciones efímeras que se basan en el contacto sexual. Estos son incapaces de establecer planes de valores y compromisos familiares o sociales.

 

·       Adicción al consumo: Esta adicción se muestra abiertamente como la necesidad de comprar cosas. Los adictos buscan nuevos productos para adquirir y si están en oferta será totalmente irresistible. En su nivel máximo afecta a poca gente, pero cada vez es mayor el índice de consumo general en el mundo. Es cierto que es un problema muy común y se le atribuye también a la mercadotecnia.

 

Además, existen muchas otras adicciones, como las que se vienen dando con el avance de la tecnología: adicción al internet, al teléfono móvil, entre otros. Ipsia Psicología, en Madrid, recomienda que estos trastornos se traten de manera sutil, con técnicas de poca invasión: terapias y charlas.