605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Adicción a la aceptación social ¿Sabías que existe?

La adicción a la aceptación es muy frecuente en esta era digital. Son cada vez más las personas que buscan la aprobación y aceptación de la sociedad, lo cual no está mal, pero puede tornarse insostenible cuando se pretende, de manera compulsiva, el reconocimiento de los demás.

La conducta normal del ser humano nos predispone a ser empáticos, pues es necesario para nosotros vivir en comunidad, por lo que no es nuevo que busquemos la aprobación de familiares, amigos o círculo social.

Sin embargo, cuando esta búsqueda sobrepasa los límites, nos estamos enfrentando a una adicción.

¿Qué es adicción a la aceptación social?

Esta adicción no es otra cosa que la necesidad compulsiva de ser notados por la sociedad; querer la aprobación de todos; agradarle a los demás

Intentar siempre agradar a los demás, ser aceptados y/o reconocidos es una conducta inestable, que denota baja autoestima y proporciona un miedo irracional a ser rechazados.

Esta se genera, usualmente, en personas que han sufrido acoso o rechazo de forma constante y que se disponen a hacer cualquier cosa para ser integrados o aceptados por la sociedad.

Estos adictos son inseguros y severos consigo mismo a la hora de hacer lo que sea para “encajar” en un determinado grupo social, profesional o estatus socioeconómico.

Llenos de una falsa seguridad, los adictos a la aceptación social son capaces de fingir ser personas completamente diferentes a la que son en realidad.

Pero, ¿cómo identificar que somos adictos a la aceptación social?

Ya sea publicando fotos en las redes sociales para obtener un “like”, fingiendo que nos gusta algo que no nos gusta, hablando de una forma que no es la que usamos normalmente, haciendo cosas que generalmente no hacemos o inclusive convivir con personas con las que no conviviríamos son síntomas de que este deseo de ser aceptados se está saliendo de control.

Si eres una persona que constantemente está cambiando de manera de vestir, hablar o actuar para encajar en determinada situación, probablemente estés cayendo en una adicción.

Buscar aceptación no es malo, pero, ¿qué consecuencias implica exagerar este deseo a tal punto de dejar de ser tú mismo? A continuación te lo explicamos.

Consecuencias negativas de la adicción a la aceptación

Como se menciona anteriormente, una persona es capaz de hacer cualquier cosa por ser aceptado cuando se es adicto a esto. Por este tipo de situaciones es que el otro, con malas intenciones, logra aprovecharse de este individuo que no se detiene por nada a la hora de encontrar la aprobación social.

Desde consumir drogas, cometer delitos, insultar a otros, hasta lastimar a otras personas son las acciones que un adicto a la aceptación social es capaz de hacer.

Siendo así, puedes notar que la búsqueda obsesiva por la aceptación debe ser controlada, debido a que, en situaciones desproporcionadas, puede meterte en un gran problema. En el centro de adicciones de IPSIA, en Madrid, ofrecen servicios de psicoterapia, adaptados a la persona. Una atención personalizada, garantiza un conocimiento profundo de cada caso, y así, tratarlo con profesionalismo y calidad, para obtener resultados.

Psicólogos en Madrid