605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Ayuda psicológica : terapia cognitivo conductual en el tratamiento de la ansiedad generalizada en Madrid

El enfoque cognitivo – conductual que se ha puesto en práctica tradicionalmente con el fin de controlar el trastorno de ansiedad se comprende de técnicas que reducen los aspectos somáticos del trastorno. Estableciendo principalmente un protocolo de afrontamiento del problema, en búsqueda de una reestructuración cognitiva. El propósito es reducir la tensión y la percepción que de forma amenazante funciona como disparados de la preocupación.

La planificación del tratamiento generalmente inicia con la detección del problema y la psicoeducación en primera instancia. Posterior a ello se procede al manejo de las respuestas, la relajación, la desensibilización, una exposición de la imaginación y afrontamiento conductual.

Aunque la terapia cognitivo – conductual ha demostrado su eficacia en el control del trastorno de ansiedad generalizada; su eficacia no alcanza el nivel esperado en todos los cuadros de trastorno de ansiedad. Según estadísticas, alrededor del 50% de los pacientes asistidos por terapia cognitivo – conductual tradicional no alcanzan la mejoría con el tratamiento.

En algunos de los casos, la terapia cognitiva no arroja el resultado esperado. Sobre todo en casos en los que la disputa entre los pensamientos que alimentan el trastorno inhiben la racionalización. Esto ocurre por la dificultad en la exposición que se origina tras el choque entre los estímulos que dan forma al temor. De manera que la relajación necesaria para aplicar la terapia es inalcanzable y la preocupación no decrece en el paciente.

Comprendiendo estas limitaciones, diversos estudios se han visto reforzados en los últimos años, focalizando las características de la preocupación crónica. El objetivo final de este replanteamiento es la incorporación de técnicas alternativas en la búsqueda de nuevos resultados.

¿Cuáles son las alternativas desarrolladas por psicólogos para el abordaje de la preocupación patológica?

Diversos estudios han ido tomando forma en los últimos años con el propósito de resolver los problemas asociados a la preocupación patológica. Tres modelos han sido desarrollados bajo diferentes puntos de vista. Delineando cómo la preocupación se transforma en patológica. Estos hacen énfasis en los niveles del proceso de forma incluyente.

  1. El enfoque de Dugas y colaboradores: Establece que una intolerancia potencial a la incertidumbre genera la aflicción necesaria para convertir un cuadro de ansiedad en uno de preocupación patológica.
  2. Borkovec y asociados: Considera que la preocupación puede transformarse en una conducta tendenciosa hacía la evitación. Romer y Orsillo (2002) complementan esta afirmación al mencionar que la preocupación patológica es principalmente una respuesta en consecuencia a los pensamientos       interpretados como realidades. En otras palabras, es la aseveración de que las creencias, tanto positivas o negativas que solo existen en nuestra mente, son motivo de preocupación. Creando la ilusión de que la preocupación es un círculo vicioso que se sustenta en la propia preocupación.

Estos modelos no son contradictorios entre ellos, contrariamente amplían el espectro de enfoques positivamente. Explicando los distintos procesos de preocupación antes de convertirse en patología; con el propósito de delimitar los diferentes casos en pacientes que no han encontrado la resolución a sus problemas en terapias tradicionales.

 

Psicólogos Madrid especializados en la terapia cognitivo conductual