605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Técnicas de Integración Cerebral

Sesiones 40€

Déjanos ayudarte en nuestro centro de madrid

Las Técnicas de Integración Cerebral son muy eficaces para el reprocesamiento de los traumas y así poder cambiar su carga emocional y poder superarlo.

Dentro de la psicoterapia que trata el trauma es muy útil las Técnicas de Integración Cerebral para reprocesar el trauma y que no nos impida vivir nuestra vida como nos gustaría.
¿En qué consisten las Técnicas de Integración Cerebral?

Las Técnicas de Integración Cerebral son una novedad en nuestro país, nosotros incluimos esta técnica después de haber demostrado su eficacia en miles de pacientes.

Tiene mucha eficacia en problemas como ansiedad, fobias, depresión, duelo, TOC, etc. Sobre todo se utiliza para traumas.

Entre los beneficios de las TIC están las siguientes:

  • Transformar creencias limitantes para poder conseguir nuestros objetivos.

  • Reprocesar las situaciones traumáticas para disminuir los síntomas y las emociones que producen.

  • Integrar la información en las diferentes zonas del cerebro, con el objetivo de liberar los recuerdos que nos bloquean.

  • Activar los recursos biológicos de la persona para superar el trauma.

Las TIC se combinan con otras técnicas que aumentan su eficacia, y hace que el paciente note alivio antes.

¿Qué es un trauma?

En la vida todos tenemos ciertos acontecimientos que nos han causado traumas, pueden ser grandes o pequeños, pero todos tenemos experiencias que surgieron de forma inesperada y nos produjeron emociones fuertes que nos han marcado, haciendo que desde ese momento nos defendamos de situaciones parecidas de forma inconsciente o nos de miedo volver a pasar por algo así.

Situaciones traumáticas pueden ser desde violaciones, violencia, rupturas, infidelidades, accidentes, etc.

Así, un trauma es cualquier situación que de forma inesperada nos produzca un daño psicológico duradero, después de haber sentido un peligro o haber sido incapaz de manejar una situación.