605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Los celos y su impacto en la vida cotidiana

Los celos son la respuesta natural biológica al estado de apego con una persona o cosa. Se presentan como el miedo a perder querencias o afectos con los que se haya desarrollado una estrecha relación.

Es un fenómeno natural humano, vinculado con el resguardo, las aptitudes metales o cognitivas, la sexualidad y algunos factores culturales.

Las personas, los seres humanos en general, tienden a colocar un valor afectivo muy grande a las personas que les rodean constantemente, sus espacios laborales, los bienes personales y materiales, por lo que cualquier evento o circunstancia, que ponga en peligro ese estrecho vínculo emocional que se crea, hace que el miedo vaya en menor o mayor grado, hasta ser incluso patológico, para lo cual se recomienda realizar terapias o sesiones con especialistas que puedan ayudar a mejorar esta condición, que aunque no se cura del todo puede ser disminuida en gran medida, y perfectamente controlable.

Variables relacionadas a los celos

  1. Baja autoestima

En primer lugar, una variable es la poca o baja autoestima; pues es común que las personas que son inseguras no se crean merecedoras del cariño y afecto de otras. Esto se puede observar mayormente en las relaciones de pareja, donde una de las partes desconfía y, al creer que la pareja podría serle infiel, se descuidan los detalles positivos de la relación.

  1. El temor a la soledad

También, es relacionado al temor de estar solo. La percepción de ser incapaz de conseguir otra pareja que ofrezca estabilidad emocional; o por realizar comparaciones apresuradas con hábitos y costumbres de otras parejas u otras personas que pueden hacernos sentir que no somos suficientemente buenos, o aptos para continuar en esa relación.

  1. Los patrones familiares

si venimos de familias donde las inseguridades han prevalecido sobre las relaciones de pareja, es probable que se crezca con el temor de que repetiremos historias similares a las que han sucedido en nuestras familias; y por eso se tiende a la desconfianza. Recuerda que cada individuo tiene vivencias distintas, y cada quién decide cuáles son las experiencias que le gustaría tener.

  1. La imaginación

Otro aspecto es la imaginación, recuerda que nuestra mente es una maravillosa fábrica de imágenes, que aunque en algunos casos puedan ser reales, también pueden llevarnos a sentir que situaciones irreales que estamos creando en nuestra mente, puedan llegar a ser verdad.

Es allí donde tenermos que reconocer si hay verdaderas razones para tener celos en una situación determinada. En cualquier caso algo postivo puede ser compartir con un especialista, o con alguien cercano que pueda darnos una visión externa sobre la situación y ayudarnos a identificar si realmente la situación amerita que sigamos atemorizados, o por el contrario reconocer que es algo manejable y de esa forma tgener nuevamente el control de la situación.

Sabemos que muchas veces los celos pueden ser causados por conceptos errados que pueden circular por nuestra mente, por lo que tenemos que trabajar en aumentar la confianza en nosotros mismos. Esto se logra, intentando desligarnos de patrones distorsionados que nos llenan de temores, angustias e incluso disgustos innecesarios. Recuerda que en caso de que las situaciones se salgan de control, siempre existen profesionales dispuestos a ayudarte a canalizar estas situaciones. Te ayudan a adaptarte, fortaleciendo conductas que te lleven a pensamientos mas sensatos y ayuden a mejorar tu estado emocional.

 

Nuestro centro tiene expertos en Terapia de pareja en Madrid, donde puedes llamar para una cita al 605818578.