605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Los trastornos obsesivos compulsivos más comunes y el modo de controlarlos

Para unos es una manía corriente o hábito; para otros, la obsesión por cosas particulares como el orden y la simetría o la limpieza de un espacio, puede convertirse en un serio problema. Situación que afecta el diario vivir de quienes padecen estos trastornos obsesivos compulsivos y, por último, afectan a quienes les rodean.

Hábitos, rituales o solamente preocuparse un poco más por algo que la media. De esto se trata el problema. Muchos manejamos comportamientos que encajan en lo antes mencionado. Una especie de trastorno obsesivo. No obstante, algunos casos llevan esto por encima de lo racional y se afectan a sí mismos y a su entorno de manera dramática.

¿Qué son los trastornos obsesivos compulsivos?

EL TOC, o trastorno obsesivo compulsivo es una patología psiquiátrica que se asocia con pensamientos persistentes que producen inquietud y temor, incluso angustia. Se relaciona directamente con la ansiedad.

Se catalogan dicha patología como “una enfermedad caracterizada por obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son las ideas en poder del pensamiento. Esto se sale del control del individuo y puede ser muy incómodo y molesto para el paciente. Las segundas, las compulsiones, consisten en los actos repetitivos de una actividad autoimpuesta y dirigida por pensamientos de ese tipo.”

¿Cómo puedes reconocer los trastornos obsesivos compulsivos?

Esta clase de trastornos de ansiedad no es tan común, según indica la psiquiatría. En muchas ocasiones, existen rasgos obsesivos que no llegan a constituir un trastorno. Ejemplo de ellos son las personas para las que es indispensable tener todo en una organización extrema. No precisamente son pacientes TOC.

Ortiz señaló que “en el caso en que las obsesiones interfieran en la vida cotidiana, como es la situación de personas que gastan un jabón en dos días u, obligadamente, se levantan a las 4:00am cuando deben salir de casa a las 8:00am” Estos son casos de verdadero trastorno.

Se reconoce además por los ritos o las compulsiones. Por ejemplo: “debo mirar por lo menos tres veces bajo la cama, porque presiento que si no es así, sucederá algo malo.” Así lo comenta la Doctora. Señala también que una obsesión no es precisamente un trastorno.

El punto de reconocimiento está en la interferencia de estas actividades en el curso normal de la vida ¿afecta la vida laboral? ¿afecta la vida social? De ser así, estamos ante un paciente TOC.

Los trastornos obsesivos compulsivos más comunes son:

  1. La limpieza compulsiva

Es una ansiedad generada por la contaminación o el riesgo de esta. EL miedo a que el cuerpo sufra un contagio de enfermedades.

 

  1. Verificación obsesiva

Se manifiesta como inseguridad y ansiedad. Estas personas se cercioran constantemente de todo. De si está bien cerrada la puerta de la casa, de si la llave del gas no quedó abierta, etc.

 

  1. Los precisos: orden y simetría

Estas personas necesitan la precisión en todo momento de su vida. Esa manía de pisar o no pisar las líneas de las calle, para ellos es un asunto serio y una necesidad para poder llegar tranquilos a su destino.

Para esta patología existe tratamiento psicológico efectivo. A través de terapias en las que al paciente se le dirigirá hacia un pensamiento racional, este podrá retomar una vida normal.

Puedes ver nuestros programas para personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo (Toc)