605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Nuestro gabinete de Psicología en Madrid es especialista en acompañar y guiar a las personas que han sufrido una pérdida.

Lo hacemos colaborando en un tratamiento del duelo eficaz con las técnicas de aceptación, hipnosis y EMDR.

Aceptar y superar la pérdida no significa olvidarse de la persona perdida, significa seguir viviendo la vida pudiendo recordar a la persona sin sufrir malestar.

Las personas que han sufrido una pérdida normalmente manifiestan entre otros síntomas, dolores, preocupaciones por el fallecido, imágenes recurrentes de él, cambios en su humor, bajo estado de ánimo o también puede parecer que no le ha afectado. Además están presentes los sentimientos de culpa, las reacciones hostiles y la incapacidad para funcionar como antes.

Tratamiento del duelo

El tratamiento no consiste en una sucesión de etapas por las que pasa el individuo y por las cuales no tiene ningún control, sino una serie de 4 tareas, que las personas deben esforzarse en acabar, y para lo que la ayuda psicológica puede ser de utilidad, junto con las técnicas más eficaces para la aceptación como la hipnosis y el EMDR.

1- Aceptar la pérdida:

Pensamientos del tipo “no puedo creerlo” o preguntas como “¿por qué a mí?” es lo que usualmente viven las personas en esta situación. Además se experimentan sensaciones de que la persona está cerca o de que se va a volver a verla y tienen sentimientos de injusticia y puede que rabia.

2- Trabajar las emociones y soportar el dolor de su duelo:

Parte del dolor por la pérdida puede estar adormecido debido a la consternación por la muerte. Es el momento en el que la gente deja de prestar atención y la persona tiene que enfrentar su vida anterior con el dolor sumamente intenso con el que convivir. Es importante expresar el dolor para poder seguir adelante con su duelo.

3- Adaptarse al medio y a la vida en la que el fallecido está ausente:

La pérdida de una misma persona significa cosas distintas para personas distintas. Hay que superar todos los roles que desempañaba mismos.
Una muerte puede ocasionar la falta de sentido del mundo, de sentido de vida y trastocar los valores que hasta ahora servían.

4- Recolocar emocionalmente la pérdida y continuar viviendo:

No consiste en “renunciar” ni “olvidar” al fallecido, significa encontrar un lugar para él en nuestra vida emocional, que permita seguir viviendo de manera eficaz en el mundo. Se trata de ver las posibilidades la persona tiene para vivir y tomar las que él considere.
El resultado de esto es poder llevar la vida que uno quiere, pudiendo pensar en el fallecido sin dolor.

En nuestro centro contamos con múltiples corrientes y técnicas como la hipnosis, el EMDR y Mindfulness que ayudan a reprocesar las emociones ayudando a realizar las tareas del duelo de una manera rápida y eficaz, centrándonos en su caso concreto y en su pérdida tan dolorosa.

Psicólogos especialistas en duelo en Madrid