605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

¿Qué es la adolescencia?

La adolescencia es uno de los ciclos más importantes de la vida, que transcurre entre la infancia y la edad adulta. El cuerpo humano experimenta profundos cambios psicológicos, físicos, sociales y sexuales que se originan en esos años.

Pero es cierto que la adolescencia no es una única fase en la que todas las modificaciones se van produciendo en el mismo compás. Por este motivo, es posible distinguir distintas etapas de la adolescencia, conocer sus cambios, que van señalando el ritmo del proceso de maduración.

La OMS, Organización Mundial de la Salud, estima que este período va desde los 10 a los 19 años.

Diferentes eslabones de la adolescencia

Hay distintos métodos para concretar en qué momento finaliza una etapa de la adolescencia y en cuál comienza otra. No existe ningún principio totalmente objetivo y definitivo para establecer esos límites temporales, ni lo puede haber; todo dependerá de en qué parámetros nos fijemos.

Todos los cambios que experimentan los adolescentes hacen que en numerosos casos sea una etapa muy difícil tanto para ellos como para sus familiares. Pero al mismo tiempo es un ciclo apasionante. El antes niño ahora está madurando para intentar convertirse en un adulto.

Está manifestando el mundo del que forma parte. Los padres, las personas que están más cerca de ellos, vivirán todos esos cambios con cierto nerviosismo, pero deben saber que ellos pueden hacer mucho para que todo transcurra de una manera normal.

Pre-adolescencia

Esta fase transcurre de los 8 a los 11 años, siendo el período en la que se produce la transición entre la infancia y la adolescencia. Por esto, existe cierta confusión acerca de si esta etapa pertenece a la infancia o a la adolescencia. Lo podemos asegurar es que la pre-adolescencia coincide con el comienzo de la pubertad.

Podemos considerar dos tipos importantes de cambios: físicos y psicológicos.

Cambios físicos en la adolescencia

Los cambios físicos que se originan en esta etapa son importantes y afectan a muchas zonas del cuerpo. Aquí es cuando los huesos empiezan a crecer de manera rápida y de forma desigual, lo cual puede hacer que cueste un poco más coordinar los movimientos (aparece una sensación de torpeza) y que aparezcan pequeñas molestias en algunas articulaciones.

Cambios psicológicos en la adolescencia

En este ciclo se producen grandes progresos en la capacidad para pensar en términos indeterminados. Se es más capaz de cavilar sobre situaciones teóricas o sobre operaciones lógicas y matemáticas. Pero por regla general, al terminar esta fase no se tiene un dominio absoluto en estos entornos.

Al mismo tiempo, se procura tratar de corresponder en los roles de género, para no salirse de los estereotipos vinculados con la apariencia y los comportamientos diferenciados del hombre y de la mujer.

Adolescencia temprana

La adolescencia temprana transcurre entre los 11 y los 15 años, donde se dan los principales cambios de tipo hormonal, hasta el punto en el que al finalizar esta fase el cuerpo es muy diferente al que se tenía durante la pre-adolescencia.

Cambios físicos en la adolescencia temprana

Es el ciclo en el que se producen los mayores cambios en la voz. De la misma forma, se desarrollan los órganos sexuales y la musculatura hasta tener un aspecto mucho más adulto. El hecho de tener unos músculos más grandes hace que se necesite alimentarse muy bien y dormir durante mayor tiempo.

También en muchos casos empieza a manifestarse el acné por la cara, acné juvenil, debido a un incremento de segregación de sustancia grasa en la piel.

Cambios psicológicos en la adolescencia temprana

En este tipo de adolescencia, se intenta conquistar la capacidad para pensar en términos indefinidos, aunque esto solo se produce si se ha utilizado esta habilidad y se ha disfrutado de una buena educación.

Ahora se intenta crear la propia autoestima y el autoconcepto. En esta fase se experimenta con distintos elementos que pueden conformar una identidad, como la estética relacionada a tribus urbanas.

Se tiende a apreciar mucho la opinión que los demás tienen de uno mismo. Se reflexiona que la estética y la imagen son un componente fundamental de la propia identidad y bienestar.

Adolescencia tardía

Esta etapa se produce aproximadamente entre los 15 y los 19 años.

Cambios físicos en la adolescencia tardía

Los jóvenes que se encuentran en este período suelen mostrar más similitud en sus características que las que se conocen en la adolescencia temprana, porque un gran número de ellos ya ha pasado por los cambios más fuertes.

Esto ha llevado a varios estudios a finalizar que esta fase no se distingue sustancialmente de la edad adulta. En cambio, debemos tener en cuenta que el impacto psicológico de los conductos sociales es real y puede influir en el proceso de maduración.

En este tipo de adolescencia se alcanza la altura máxima marcada por el propio crecimiento, y la complexión del cuerpo pasa a ser totalmente adulta. Las aparentes desproporciones que se daban en la primera fase de la adolescencia desaparecen dando un aspecto mucho más cohesionado a las dimensiones de piernas, brazos, etc.

Aparte de esto, el cuerpo gana masa muscular y la tendencia a acumular grasas se mantiene más o menos estable o incluso se reduce.

Cambios psicológicos en la adolescencia tardía

Aquí finaliza el desarrollo de la conciencia social y se comienza a dedicar mucho más tiempo a pensar en situaciones que no están limitadas a lo que se puede oír, ver y tocar en el entorno inmediato.

Los planes a largo plazo pasan a ocupar un papel más importante que antes, y la imagen que se tiene de uno mismo empieza a dejar de ser uno de las principales bases de la propia identidad.

Se alejan en buena medida del egocentrismo que definía la infancia y el resto de etapas de la adolescencia, lo cual hace más creíble que los jóvenes se interesen por temas políticos y los procesos sociales en general.

En algunos casos la estética y la imagen siguen siendo tan importantes que en ciertos casos se puede llegar a desarrollar un trastorno alimenticio.

Conclusiones sobre la adolescencia

Es de vital importancia que los padres de los adolescentes tengan toda la información necesaria sobre esta etapa y que se preparen para afrontarla, en numerosas ocasiones no es fácil.

Es vital que antes de que llegue el ciclo adolescente conozcan los padres lo que va a ocurrirle a sus hijos en estas edades. Es cierto que no todas las adolescencias son similares, pero hay algunos cambios físicos y psicológicos que provocan reacciones muy parecidos en la mayoría de los adolescentes.

Si necesitas ayuda, en Ipsia Psicología contamos con profesionales que te atenderán en lo que precises.