605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Introducción

Está demostrado estadísticamente que uno de cada tres usuarios de aviones padece miedo a volar, a este trastorno lo conocemos como aerofobia. Es por este motivo por el que compañías aéreas ofrecen cursos gratuitos a sus usuarios para ayudarles a vencer el miedo.

Puede tratarse de una fobia en sí misma, basada por regla general en la posibilidad de sufrir un accidente; un riesgo que es inferior que en cualquier otro medio de transporte, sobre todo el coche.

Este pánico a tomar un avión causa un intenso sufrimiento a quien lo padece, siendo la ansiedad la forma más habitual de manifestarlo, aunque en los casos más graves pueden producirse vómitos o ataques de pánico. A pesar de todo, muchas personas se ven obligadas a viajar en avión, sobre todo a nivel laboral, pese a su miedo a volar.

Aprender a volar

La aerofobia es un trastorno mental muy común. Las estadísticas no dependen del país, no tiene nada que ver con peligros reales.

Si comienza a sentir ansiedad días antes de un viaje y pánico a la hora de embarcar, si en algún momento ha declinado un buen plan porque no quería ir en avión; si piensa en el vuelo como el peor momento de las vacaciones, podríamos decir que tiene síntomas de padecer aerofobia.

Los psicólogos ubican a este trastorno como un problema delicado que puede estar relacionado tanto con la falta de conocimientos de los principios básicos de la aviación, como con la propia salud mental de cada individuo.

Uno de los síntomas más destacados que muestra una persona que padece aerofobia es que evita volar y se justifica de cualquier forma. Hay algunas que sufren una sudoración excesiva, taquicardias o mareos durante el despegue y todo el vuelo.

La aerofobia puede derivarse de una manifestación de otras fobias, como la claustrofobia, la hidrofobia o la acrofobia.

En general, los aviones no son más que un disparador para iniciar un pánico, mientras que el miedo es irracional.

Aplicación SkyGuru

Estamos en la era tecnológica, por ello, es normal que aparecen aplicaciones móviles con la finalidad de combatir la aerofobia.

Una de estas aplicaciones es SkyGuru, creada en 2016 por investigadores rusos, encabezados por Alexéi Guervash, psicólogo de aviación, piloto y fundador del centro “Volamos sin miedo”.

Este programa SkyGuru explica a sus usuarios en línea qué está pasando exactamente en cada momento del vuelo, descargando la aplicación de Internet los mismos datos que usan los pilotos mientras el teléfono está conectado a la Red.

Esta aplicación facilita información explícita sobre el tiempo en la ciudad de salida y explica cómo afectará a las sensaciones durante el despegue, calculando también la hora exacta de la llegada al destino teniendo en cuenta la dirección del viento y su fuerza.

Principalmente, el manejo de esta aplicación consiste en mantener a una tranquilla conversación con el piloto que lleva el avión y explica qué hace en cada momento.

Tomando el control de las emociones

Como ocurre en todos los tipos de fobias, este miedo a volar no se basa en una sensación de peligro, sino que es principalmente irracional. Sabemos que las medidas de seguridad aéreas son inmejorables, pero a pesar de todo se produce este malestar.

Uno de los componentes que mejor explican la aparición de la aerofobia es el hecho de haber experimentado un suceso traumático relacionado con los aviones en el pasado.

Otro caso es el de las personas de carácter muy controlador, que pueden llegar a sentir un alto nivel de estrés en los momentos en los que no tienen control sobre lo que ocurre, y los vuelos a bordo de un avión son uno de estos ejemplos.

Ser propenso a la ansiedad hace que se examine con lupa lo que ocurre en tu entorno, de manera que se encuentran muchas señales pudiendo ser interpretadas como indicios de un accidente que está a punto por suceder. Todo esto conlleva a una subida de estrés.

Tratamiento

El tratamiento más habitual para el miedo a volar consiste en la exposición paulatina a la situación que produce terror.

De esta forma y acompañando a una persona a un avión virtual o real y dejando que haga pequeños progresos, la persona aprende a abandonar estas situaciones con el miedo extremo que le suele producir.

Los programas de exposición a la situación que produce miedo, en este caso al miedo a volar, basándose en la realidad virtual son muy eficaces, económicos y fáciles de realizar, permitiendo además controlar lo que ocurre en el vuelo y terminar la sesión en el momento que quieras.

Conclusiones

Existen una serie de consejos que pueden ser de gran utilidad, si padeces aerofobia y por determinadas situaciones, trabajo o personal, tienes que viajar en avión:

  • No evitar pensar en que debes volar. Al contrario, es bueno revisar mentalmente cómo se va a desarrollar el día en el que se va a viajar en avión.
  • Informarse sobre el funcionamiento del avión y su seguridad frente a otros medios de transporte, como el coche.
  • Evitar el estrés el día del vuelo, afrontando un día sin prisas y relajado.
  • Conviene no tomar bebidas excitantes desde el día anterior.
  • Elegir un asiento de pasillo para evitar mirar por la ventanilla.
  • Realizar ejercicios de relajación.
  • Leer o escuchar música, ayuda a distraer la atención de que se está volando y si se puede dormir, mucho mejor.
  • Llevar una vestimenta lo más cómoda posible.
  • Comer ligero el día del viaje.

Ten en cuenta que, si padeces de alguna de estas señales, eres propenso a tener aerofobia:

  • Sudoración excesiva
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza
  • Boca seca
  • Elevación del ritmo cardíaco y de la respiración.
  • Malestar general

Los psicólogos nos explican que cualquier tipo de fobia es un temor infundado, sin fundamento, un miedo que no es real y que vive solo en nuestra cabeza. Debemos ser objetivos y no especular.

En Ipsia Psicología contamos con expertos en este prototipo de trastornos que te pueden ayudar.