605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Introducción a la glosofobia o miedo a hablar en público

Si no somos personas muy resueltas y nos encontramos ante una sala llena de gente, con los ojos clavados en nosotros y esperando que hablemos y expongamos un tema, esta situación puede llegar a trastocarnos, este pánico se llama Glosofobia o miedo a hablar en público.

La presión que conlleva hablar en público puede resultar muy estresante. En cambio, cuando esta inquietud se transforma en pánico, nos encontramos con un caso de glosofobia o miedo a hablar en público.

La glosofobia es un tipo de fobia concreta, un trastorno de ansiedad que se caracteriza por notar grandes sensaciones de temor cuando se tiene que hablar ante el público.

¿A qué denominamos glosofobia?

El término glosofobia procede de la unión de los términos de origen griego “glossa”, traducido como “lengua”, y “fobos” que corresponde a “miedo”.

Aunque es normal inquietarse cuando tenemos que hablar delante de muchas personas, en la glosofobia la persona experimenta un temor irracional, excesivo e incontrolable ante dichas situaciones.

En diversos casos, la glosofobia forma parte de una fobia social mucho más amplia. Aparte de esto, existen diferencias primordiales entre estos dos tipos de fobia concreta.

La glosofobia es una fobia de situación que solo se da ante el contexto concreto de tener que hablar ante el público, aunque este sea conocido o de pequeño tamaño.

Hay algunas características que distingue un miedo fóbico de uno normativo:

  • Es excesivo, si tenemos en cuenta la peligrosidad real de la situación.
  • Es irracional. La persona es incapaz de dar una explicación lógica a su miedo.
  • Persiste a lo largo del tiempo y a través de las diferentes situaciones.
  • Es incontrolable. Quien lo sufre no logra controlar el pánico ni las reacciones que este provoca.

En en el caso de la glosofobia, la respuesta de ansiedad que tiene la persona es tan alta, que le resulta prácticamente imposible poder hablar en público, hasta el punto de llegar a desmayarse si se ven forzadas de ello.

A causa de esto, estas personas tratan de evitar dicha situación, lo que puede llegar a interferir en su vida laboral o personal, puesto que es bastante probable que en algún momento se les requiera.

¿Cuáles son los síntomas de la glosofobia?

La persona que padece glosofobia se expone ante la situación de tener que hablar en público, experimentando una respuesta de ansiedad extrema.

En circunstancias el temor a tener que hablar delante de más personas es tan fuerte, que la reacción de ansiedad puede darse solamente al imaginar la situación.

A pesar de que cada persona puede percibir distintos síntomas y con diferente intensidad, la sintomatología que distingue tanto a la glosofobia como al resto de fobias se manifiesta en tres categorías diferentes: físicos, cognitivos y conductuales:

·       Síntomas físicos

Cuando la persona se enfrenta o piensa en enfrentarse al estímulo de fobia, se produce una hiperactividad del sistema nervioso central que produce una gran cantidad de modificaciones y alteraciones en el organismo. Entre estos síntomas se encuentran:

  • Aumento de la tasa respiratoria.
  • Aumento de la tasa cardiaca.
  • Sensación de falta de aire o asfixia
  • Vértigos o mareos
  • Náuseas o vómitos
  • Aumento de la sudoración
  • Temblores
  • Alteraciones gástricas
  • Desmayos
  • Confusión
  • Sensación de irrealidad

·       Síntomas cognitivos

Los síntomas físicos son producidos y se acompañan por una sintomatología cognitiva, y se distinguen por presentar una serie de ideas irracionales acerca de las cosas que pueden pasar cuando la persona está hablando en público.

Ideas de que no va a estar a la altura de las circunstancias o que el resto de personas van a notar la ansiedad que tiene, son pensamientos muy recurrentes que invaden la mente de las personas con glosofobia.

Estos síntomas cognitivos se manifiestan a través de los siguientes pensamientos:

  • Ideas intrusivas, incontrolables o involuntarias, acerca de los posibles escenarios que se pueden dar mientras la persona habla ante un público.
  • Especulaciones obsesivas acerca de la temida acción.
  • Imágenes mentales de naturaleza catastrófica.
  • Miedo a perder el control y no saber gestionar la situación de la forma más adecuada.

·       Síntomas conductuales

Estos síntomas se manifiestan a través de una serie de síntomas conductuales, que aparecen como una respuesta al estímulo o situación aversiva, Estas conductas tienen el propósito la evitación de dicha situación o el escape.

Todos aquellos comportamientos que se lleven a cabo con el fin de evitar o esquivar la posibilidad de tener que hablar en público, son conocidas como conductas de evitación.

En cambio, todas aquellas conductas que se llevan a cabo una vez comenzada la situación de temor se denominan conductas de escape, y aunque en la glosofobia no son tan comunes, permiten a la persona huir lo más rápidamente posible de la situación de pánico.

¿Qué causas producen la glosofobia?

En diferentes casos, es imposible determinar el origen concreto de un temor fóbico, puesto que la propia persona es incapaz de recordar o determinar qué lo ha producido.

En cambio, en la mayoría de las fobias, una predisposición genética a los efectos de la ansiedad y el estrés, unida a la vivencia de traumas o con una carga emocional fuerte, son el cultivo perfecto para el desarrollo de una fobia.

¿Hay tratamiento para la glosofobia?

Es recomendable que las personas que la sufran acudan a un especialista en psicología o salud mental en cuanto padeciesen esta fobia. Existen tratamientos que pueden disminuir notablemente la intensidad de los síntomas y llegar a eliminarlos del todo.

Existen técnicas como la exposición en vivo o la desensibilización sistemática, donde el paciente se enfrenta de manera gradual a la exposición temible.

Por lo que si van acompañadas de un entrenamiento en técnicas de relajación y una reestructuración cognitiva, la persona llegará a superar su miedo fóbico y llevar a cabo esta actividad de una forma normal.

Conclusiones de la glosofobia o miedo a hablar en público

Es un miedo anormal, persistente, irracional y excesivo de hablar en público. Las personas que padecen este tipo de fobia, experimentan altas sensaciones de ansiedad siempre que tienen que hablar en público.

En Ipsia Psicología contamos con expertos profesionales que te ayudarán a superar este problema.