605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Relación Integración Familiar-Bienestar Psicológico

Definiremos bienestar psicológico como el estado y situación mentales que experimenta un individuo exento de traumas o trastornos de la mente, así como también de impedimentos que le cohíban en desarrollar su vida psicosocial del modo que prefiere. Una persona que goza de bienestar psicológico es una persona que no necesita urgentemente de ayuda psicológica para “enderezarse”.

El bienestar psicológico halla una de sus bases fundamentales en la red de relaciones sociales que el individuo construye en su cotidianidad, siendo la primordial y la originaria la familia. En ella, el individuo aprende y asimila el conjunto de valores y elementos componentes de la moral y la ética que le ayudará a ser una mejor persona cuando le toque desenvolverse con los seres humanos.

Entre más cercana esté una persona con su núcleo familiar, incluyendo en esta aproximación el grado de asimilación de pautas y valores, podemos decir que una persona está más o menos integrada con su familia. La integración familiar o falta de ella constituye un elemento sensible e incidente en el bienestar psicológico de una persona.

Importancia de la integración familiar en el bienestar psicológico

La integración familiar se genera a partir de las relaciones armoniosas y pacíficas que tengan los elementos de una familia entre sí, permitiendo y contribuyendo a su unión. Siendo la familia el grupo social primario por excelencia, además del centro de apoyo emocional y psicológico de una persona, la integración familiar se convierte en un elemento de importancia capital y base del confort y seguridad en el hogar, aspectos muy importantes en la niñez.

El tipo de familia de la cual hablamos son las familias funcionales, siendo su tipo opuesto las familias disfuncionales, aquellas que presentan ciertos problemas en su estructura y dinámicas internas que impiden o dificultan el desarrollo interpersonal e intrapersonal de sus miembros. Los miembros de familias disfuncionales son más proclives a necesitar en algún punto de su vida terapia psicológica.

La familia como un espacio seguro

Un ambiente familiar cohesionado e integrado construye un espacio seguro para todos sus miembros, un lugar donde pueden expresar libremente sus miedos e inquietudes para así hallar solución en conjunto. Los hogares constantemente conflictivos dejan marcas y traumas en sus participantes, especialmente en los niños pequeños.

Uno de los fenómenos que compromete la integración familiar es el poco tiempo que tiene la familiar para estar unida, situación determinada por horarios laborales y académicos. Los problemas de pareja constituyen también un peligro y factor de riesgo a tomar en consideración. Estos problemas deben ser atendidos en revisión psicológica.

A modo de cierre

La integración familiar influye directamente en el bienestar psicológico, y el bienestar psicológico individual y colectivo influye sobre la integración familiar. La inestabilidad de una generará inestabilidad en la otra, por lo que los signos temprano de vulnerabilidad en cualquiera de los dos tienen que ser atendidos y abordados de inmediato por medio de la ayuda psicológica.