605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Introducción a la dislexia

Adquirir el hábito de lectura y escritura es un instrumento primordial para el aprendizaje. Ocupa una parte vital dentro de las materias escolares por ser la base del resto de las enseñanzas, y merece un interés muy concreto dentro del marco de la educación, ya que de ella va a depender el éxito o el fracaso escolar.

Cuando notamos la aparición de dificultades en el proceso de la lectura, el término común más usado es el de dislexia. Este trastorno se caracteriza en su totalidad por un fracaso en reconocer las palabras, teniendo incapacidad para desarrollar una lectura fluida y sin esfuerzo.

Es un desorden para recibir y comprender la información escrita.

Problema de dislexia: Lectura y escritura

La lectura tiene dos figuras principales: el primero, descodificar o reconocer palabras cuyo dominio implica aprender a identificar letras de forma aislada, que forman palabras y se pueden identificar como una forma ortográfica con significado, siendo posible atribuir una pronunciación.

El segundo aspecto implica comprender el mensaje que se ha escrito.

La dislexia es uno de los trastornos de la infancia que tiene un gran choque no sólo en la etapa del colegio, sino en la vida adulta de las personas. La carencia ocasionada por el trastorno de la lectura permanece durante toda la vida, variando su expresión y consecuencias desde la edad escolar hasta la edad adulta.

Se pueden clasificar en dislexias adquiridas, es decir, cuando se muestran después de haber adquirido el proceso lector y van perdiendo habilidades lectoras que poseían, y dislexias evolutivas, cuando antes de aprender el proceso lector, presentan problemas en el aprendizaje de la lectura.

Características de niños disléxicos

Presentan falta de atención, realizando un gran esfuerzo para dominar sus dificultades perceptivas, que les lleva a una atención variable y poco continuada, teniendo bastante desinterés por el estudio.

Esa falta de atención, junto con otras variables, hacen que les resulten muy poco agradables los deberes del colegio, puede haber una inadaptación personal; al tener dificultades en la orientación espacial y en el tiempo, exteriorizan mucha inseguridad y falta de estabilidad en sus reacciones.

Los padres son una base vital para estos niños, ya que tienen que apoyarlos a nivel social y emocional. Deben hacerle ver al niño que entienden el origen de sus problemas de aprendizaje.

Es muy importante que la ansiedad de los padres no haga elevar las dificultades del niño, porque pueden generarle dificultades emocionales serias.

Si los padres tienen que hablar con sus hijos acerca de estas dificultades, comentamos una serie de puntos importantes para tener en cuenta:

  • Es primordial hacerles ver que no tienen una baja capacidad mental y que han tenido que esforzarse más en su trabajo, para así lograr su nivel actual de lectura y escritura.
  • Tienen que dejar claro a su hijo que, aunque no pueda ir mejor en el colegio, pueden llegar a tener éxito.
  • El éxito puede suponerle un gran ahínco, pero el niño debe saber que se le apoyará en todo lo que necesite para poder superar sus dificultades.
  • Es muy importante desarrollar la autoestima a todos los niveles.
  • Es beneficioso tener referencias de personajes con dislexia, como Einstein, Winston Churchill, etc.

La escritura es una pauta compleja en la que intervienen diversos procesos y estructuras mentales. Cuando aparecen problemas en esta materia, nos encontramos ante una disgrafía o una disortografía.

La primera es una modificación de la escritura ligada a trastornos perceptivo-motrices, y la segunda es una escritura con múltiples faltas de ortografía, por regla general asociada a los trastornos lectores.

Las muestras que aparecen en los niños con escritura disgráfica son varias: rasgos muy poco precisos, escritura desorganizada y realización incorrecta de movimientos de base, concretamente en conexión con las dificultades de orientación espacial.

En la disortografía, dependiendo de las manifestaciones que se encuentran en la escritura, se puede clasificar como leve o grave.

En el leve aparecerán confusiones de artículos, acentos o faltas de ortografía, y en el grave, se demuestran errores de omisión, cambio de letras, confusión, sílabas y palabras, adiciones y sustituciones.

Desarrollo de la lectoescritura y sus obstáculos. La dislexia

Este tipo de desarrollo requiere un proceso de aprendizaje complejo y largo. Requiere su tiempo, implica un nivel de madurez para su adquisición y se hace imprescindible atender a sus dificultades.

La lectura y la escritura comprometen un avance en el desarrollo del lenguaje oral, para dar un paso grande en las posibilidades comunicativas de las personas y lograr el lenguaje escrito.

El mayor obstáculo para el aprendizaje de la lectoescritura es su carácter autoritario. La lectura y la escritura precisan de la capacidad de hacer corresponder un sonido o fonema, con un símbolo o grafema. La autoridad con la que se ligan los sonidos a las letras, es la fuente que genera problemas.

Inconvenientes en el proceso de lectoescritura

Es lógico que aparezcan obstáculos en el proceso de lectoescritura, aunque algunas serán más pronunciadas:

  • No haber llegado a la madurez necesaria para adquirir los procesos, y que les permita entender la arbitrariedad que une fonema con grafema.
  • Consiste en un trastorno de aprendizaje que hace más difícil establecer la relación mencionada.
  • Problemas emocionales, originados por diversos tipos de malestar que dificultan el desarrollo del proceso.
  • Problemas atencionales en niños, dificultades motivacionales, etc.

¿Qué se puede hacer ante aprietos en el proceso de la lectoescritura?

Cualquier problema en el proceso de lectoescritura o cualquier otro obstáculo de aprendizaje requieren una atención concreta y especial.

Cada problema requiere una intervención única, adaptada tanto al obstáculo como a la persona que la sufre; son muchos los factores concretos que determinan cada caso y que se deben tener en cuenta. Os ofrecemos una serie de orientaciones:

  • Estimulación para el desarrollo del proceso. Cualquier problema, dependiendo su causa precisa de estimulación.
  • Actividades motivadoras y relacionadas.
  • Explicar al niño la importancia de la lectura y de la escritura.
  • Mostrarle la importancia de estos procesos en la vida diaria, desde una serie de instrucciones, mensajes de texto, libros de entretenimiento, lecturas académicas, etc.
  • Leerles cada día y despertar su interés.
  • Inventar juegos con las letras que les sirvan de ayuda.
  • Utilizar sopas de letras, crucigramas y juegos de pasatiempos tradicionales.
  • Tener mucha paciencia y no forzar al niño.
  • No etiquetarle ni llamarle torpe o tonto

Conclusiones de la dislexia

La lectura y la escritura son habilidades claves de comunicación, lenguaje y aprendizaje, básicas para los seres humanos. A pesar de todo, estas técnicas no son innatas, tienen que ser aprendidas y desarrolladas.

El aprendizaje de la lectura y la escritura es uno de los procesos primordiales y a la vez más complejos en la vida de las personas. Durante este camino es normal que aparezcan problemas en el proceso de lectoescritura.

La lectura y escritura son habilidades complicadas para una inmensa mayoría de los niños que aprenden a leer y escribir.

A pesar de todo, si contamos con un grado de maduración determinado y con un ambiente pedagógico beneficioso, los niños son capaces de introducirse en el dominio de la lectoescritura.

La lectura y la escritura pueden convertirse en un enredo para niños absolutamente normales en otros aspectos de su desarrollo, pero que presentan problemas concretos de lectura y escritura. Es ahí cuando debemos actuar.

En Ipsia Psicología, contamos con profesionales de la Psicología Infantil, que ayudarán a tu hijo en lo que precise. También tenemos servicio de Psicólogo online, por si no puedes desplazarte a nuestro centro.