605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Nuestro centro te explica el significado

Te vamos a contar las claves necesarias para gestionar la soledad. Psicológicamente hablamos de ella como una ausencia real o sentida, de relaciones sociales satisfactorias, que se presenta con síntomas de trastornos psicológicos y no adaptación, como ansiedad, depresión, insomnio, abuso de adicciones…

La soledad es la ausencia de trato con otras personas y se percibe como un sentimiento, que se produce en diferentes niveles o secuencias, percibidos de diversas formas por la persona.

También se la define como una pena, aflicción o sentimiento interior grande, que molesta o debilita el ánimo.

La Soledad. En qué consiste

Esta sensación significa no tener a personas a tu lado, sino en no poder comunicar temas o materias que a uno le parecen importantes, o de callar ciertos puntos de vista que otros encuentran fuera de contexto.

Suele mostrarse como una aliada de la vejez, por la pérdida de personas queridas. La soledad enseña más que cualquier compañía, es muy sabia.

La peor soledad es no estar a gusto con uno mismo. No debe ser motivo de tristeza, es un momento de reflexión.

El poder del sentimiento

La capacidad de estar solo es la capacidad de amar. No es una frase bien hecha, toda aquella persona que está capacitada para estar sola, es capaz de amar, de compartir, sin pensar en posesiones y sin pensar en depender del otro.

Aquel que disfruta su soledad, escoge bien sus compañías, quien no puede estar solo, escoge cualquier cosa, se siente desesperado. Si te sientes en soledad cuando estás solo, estás en mala compañía.

La Soledad y la sociedad

Es para gente con inteligencia…, y no para personas que se ocultan en ella y no afrontan sus problemas.

No es perjudicial, es un aviso, un anuncio de algo mucho mejor que está por llegar, pero solo si afrontas la valentía de mirarla a los ojos, sin preocuparte por lo que podría significar.

Cuando lo haces, la soledad se convierte en un tema secundario y tu amor se redirige a ti mismo.

Es entonces que puedes estar fabulosamente solo.

Es un estado digno del ser humano.

Es la única cosa que encuentras cuando no la buscas.

No significa no estar solo, es estar vacío.

Hay veces que la soledad es el precio que se paga por la libertad.

Es la ausencia de todo aquello que deseas fervientemente.

No sabes lo que es la soledad, hasta que has estado completamente solo.

Es triste y paradójico ver cómo la gente que una vez estuvo tan cerca de ti puede llegar a ser un verdadero extraño.

El momento en que te sientes solo es el tiempo ideal de pensar que lo que más necesitas es estar solo.

La noche es el momento más perjudicial del día, uno se hace conjeturas, las elabora, y las responde sólo.

Es un buen lugar para encontrarse, pero uno muy malo para quedarse.

Conclusiones

No hay que tener miedo de la soledad, pero sí de vivir engañándote, mirando la realidad como te gustaría que fuera y no como verdaderamente es. Muchas veces es bueno recorrer el camino sin la presencia de nadie.

Si alguien quiere amargarte la vida, aléjate todo lo que puedas. Corta por lo sano y entierra su recuerdo. Mejor estar solo que intoxicado de por vida.

Puede que un día necesites de la compañía de la soledad, esa buena amiga. No te miente y te escucha en silencio, te muestra su valentía, ese coraje que un día pensaste que no existía.

Para amar hay que emprender un trabajo interior que sólo la soledad hace posible.

El amor es el gran refugio del hombre contra la soledad, la inmensa soledad que le han impuesto la naturaleza, los temas personales, la vida.

Recuerda: La soledad es la sombra en que un alma se alberga después de haber sufrido tanto, para volver a brillar.