605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Terapia de pareja en Madrid

Es cierto que cuando transcurre el tiempo, muchas relaciones de pareja comienzan a deteriorarse, con discusiones y enfrentamientos. Producen en ambos un malestar inevitable y se plantean la opción de acudir a un psicólogo en Madrid, especialista en terapia de pareja.

En cambio, en otras situaciones que, a causa de la rutina diaria, se produce un distanciamiento afectivo.

En cualquiera de estas posiciones, si existe cariño, amor, y sobre todo, ganas de luchar porque la pareja funcione, es importante tomar cartas en el asunto y ponerse en manos de un psicólogo, experto en terapia de pareja.

En el artículo de hoy, vamos a hablar sobre las infidelidades.

Nuestros psicólogos de pareja realizan esta terapia tanto en su centro de Madrid como de manera online.

Causas que provocan los problemas en una pareja

El enamoramiento, la primera etapa, está caracterizada por sentimientos muy intensos de afecto, ternura y pasión. Pero, según pasa el tiempo, este fuego inicial va cesando y la pareja debe intentar buscar nuevos intereses que les mantengan siempre a flote.

Es importante que los dos se abran de manera mutua, sin esconderse, sin tapujos, sabiendo los riesgos emocionales que pueden correr.

Porque cuando uno de ellos acepta plenamente al otro, con defectos y virtudes, se crea un vínculo muy íntimo, empezando a vislumbrar a una pareja madura y sólida.

Si la pareja comienza dando pasos firmes, poco a poco se afirma su nivel de compromiso, se revalida la decisión de mantener la relación y de luchar de manera colosal para resolver los problemas que puedan ir surgiendo.

El paso del tiempo, la convivencia y la cotidianeidad son retos complicados para cualquier pareja. De ahí la importancia de acudir a tratarse con un profesional en cuanto sea posible.

Conflictos más corrientes en la pareja

Entre los principales motivos de consulta encontramos:

  • Escasa intimidad
  • Desequilibrio de poder
  • Falta de compromiso
  • Apego inseguro
  • Insatisfacción sexual
  • Infidelidad, estando acompañada por un malestar o insatisfacción con el matiz que ha adquirido la relación.
  • Falta de cooperación
  • Agresividad y violencia
  • Injerencia de la familia de origen
  • Escasa confianza
  • Diferencias culturales

¿Qué encontramos en base de estos conflictos?

En los problemas de pareja, casi siempre hay dos problemas primordiales: las dificultades en la comunicación y la nula aceptación del otro.

  • Problemas de comunicación entre ambos
  • Falta de aceptación de las características del otro

Hay situaciones en concreto muy estresantes que actúan como desencadenantes de los problemas de pareja, como son los problemas económicos, las enfermedades o la llegada de un bebé inesperado.

En otras situaciones, los problemas surgen cuando los hijos se van de casa o con la jubilación, ya que la pareja tiene más tiempo para pasar juntos y empiezan a surgir las desavenencias. Uno de los problemas actuales de pareja ha sido el confinamiento por la Covid-19.

¿Cuándo debemos acudir a un terapeuta de pareja?

Cualquier pareja puede pasar por un momento de problemas o crisis. Muchas veces ocurre sin que ninguna de las partes quiera, y sin que sepamos cómo evitarlo. Quizá sea el momento de pedir la ayuda de un profesional cualificado que te pueda aportar las claves necesarias para recuperar el rumbo de la relación.

Es recomendable dirigirse a un terapeuta de pareja cuando existe ya un malestar o insatisfacción con la relación y ambas personas quieran resolver el problema.

La infidelidad

Hoy nos centramos en este tema. Después del abuso físico, la infidelidad es el segundo problema más frecuente en las parejas. A pesar de que es un proceso difícil y lento, el 50% de ellas consigue superarlas.
La fidelidad es una de las bases principales sobre las que se construye la inmensa mayoría de los matrimonios y parejas con estabilidad, por lo que no es de extrañar que uno de los motivos principales por los que las parejas piden ayuda psicológica sea la superación de una infidelidad.
En diferentes encuestas nacionales, el 61.7% de los hombres y el 43.4% de las mujeres afirmaron haber protagonizado alguna infidelidad a lo largo de su vida.
Pero, ¿a qué llamamos infidelidad, es necesario el contacto sexual, los contactos puntuales suponen falta de fidelidad?… Son muchas las preguntas que se generan en torno a este doloroso tema, y también muchas las parejas que se dirigen a una consulta de terapia en busca de la respuesta definitiva que ayude a solucionar todas sus dudas.

¿Cómo distinguimos entre lo que es y lo que no es una infidelidad?

Es muy complicado distinguir los comportamientos que suponen una infidelidad, por lo que es muy normal que lo que se considera infidelidad en una pareja no lo sea en otra y al revés.

Hombres y mujeres desarrollan ideas distintas sobre la infidelidad: mientras que muchas mujeres tienden a asociar cualquier intimidad, sea o no sexual, con infidelidad, los hombres son más propensos a negarla.

A esta definición hay que añadir las nuevas tecnologías, las redes sociales, elementos que incrementan más aún la ambigüedad de este concepto y hace más difícil para la pareja la superación del problema.

El avance de los medios de comunicación ha provocado que actualmente sea más fácil realizar una infidelidad, teniendo móvil o un ordenador nos es suficiente para establecer fuertes relaciones emocionales o de contenido sexual con alguien ajeno a la relación, sin que haga sospechar a nuestra pareja.

¿Cuál es la importancia del papel del psicólogo de pareja?

Si una pareja no puede solucionar sus problemas por ellos mismos, y cada vez se agudizan más, significa que han caído en una espiral autodestructiva.

Aquí es realmente muy fácil caer en la descalificación y la agresión, originando un ambiente de rencor y desilusión donde las respuestas negativas se suceden unas tras otras.

Por todo ello, en ocasiones es necesario recurrir a un psicólogo de pareja, que se encargará de abrir la vía de comunicación que se ha cerrado entre ellos y proponer distintos caminos para relacionarse.

El psicólogo de parejas le hará descubrir a ambos miembros de la pareja aquellas actitudes, comportamientos, y creencias negativas o distorsionadas que están agudizando el problema o han formado un muro para solucionarlo.

El terapeuta no solo tiene la misión de analizar la situación desde una perspectiva más objetiva, sino que posee las herramientas necesarias para orientar a la pareja hacia normas de comportamiento más positivas y satisfactorias para ambos.

¿La terapia de pareja funciona?

Una gran mayoría de las parejas que acude a terapia de pareja mejoran en su relación. El porcentaje de éxito suele rondar el 70%, pero es mucho más alto si la pareja pide ayuda cuando aparecen los primeros conflictos.

Muchas parejas llegan a terapia después de cuatro o cinco años de haber empezado sus problemas, cuando la relación ya se ha deteriorado mucho y ambos se han hecho demasiado daño y se han alejado.

Pero a pesar del enfado, la frustración y las decepciones, si las dos personas aún se quieren y están dispuestas a involucrarse en el proceso de cambio, las posibilidades de éxito de la terapia son muy altas.

Terapia de Pareja en Madrid y online

En nuestro centro de Ipsia Psicología disponemos de profesionales expertos en terapia de pareja y también atendemos cualquier problema personal que los miembros de la pareja quieran solucionar de manera individual.

En Ipsia Psicología os servimos de guía para que podáis resolver vuestros conflictos de pareja. Pensamos que los problemas resueltos de forma adecuada pueden enriquecer a la pareja y acercar aún más a sus miembros creando una relación más fuerte y segura.

Conclusiones sobre la terapia de pareja

Las parejas entre 30 y 40 años, con hijos, son las que más recurren a este tipo de terapia.

Tres de cada cuatro parejas consiguen mejorar la relación y el 90% de las personas notan una mejoría en su estado de ánimo, después de haber asistido a una terapia de pareja.

Realizar una terapia de pareja te ayudará a:

  • Reducir la tensión entre los miembros de la pareja.
  • Identificar los problemas reales de la relación y sus causas.
  • Aprender técnicas para solucionar conflictos que sean eficientes y que se pueden poner en práctica en diversos contextos, no solo en la relación de pareja.
  • Mejorar la comunicación.
  • Potenciar la empatía.
  • Impulsar el equilibrio y la satisfacción con la relación de pareja a través del crecimiento personal de ambos miembros.
  • Adoptar una actitud más tolerante.
  • Aprender a conocer a la otra persona, teniendo siempre en cuenta sus necesidades y sentimientos.
  • Recuperar las muestras de cariño y los pequeños detalles que hicieron que ambas personas se enamoraran.

Pero sí es cierto que, si uno de los dos no desea acudir, no se le puede obligar.

La terapia es también muy eficaz con un solo miembro, el cual puede poner en práctica todo lo que va aprendiendo en cada sesión. La terapia no siempre implica sesiones conjuntas, hay días en que es necesario recurrir a las sesiones individuales con cada miembro.

La terapia de pareja está orientada a solucionar los problemas, superar las crisis, resolver la ausencia de comunicación entre ambas partes y fortalecer los aspectos positivos de la relación.