Ruptura Traumática: Terapia de Pareja

Tratamiento para superar una ruptura traumática

Centro de Psicología especializado en parejas

Centro de Psicólogos expertos en superar rupturas de pareja

Con las técnicas más eficaces

¿Qué es una ruptura traumática?

Una ruptura de pareja traumática es aquella donde la persona que es dejada sentirá una serie de emociones muy intensas, acompañadas de un discurso y comportamiento coherente con estas emociones, por ejemplo: un dolor muy grande, junto a un aislamiento social y unos pensamientos en torno a la auto-inculpación, o bien una angustia enorme, seguida de una eximición de responsabilidades y pensamientos relativos a la venganza.

Es natural que tras una ruptura, ambos miembros sientan dolor y sufran un período natural de adaptación a la nueva realidad sin el otro/a. En el caso de una ruptura traumática, las vivencias de las emociones serán más intensas y limitantes, habrá multitud de reacciones y todas ellas de alta carga emocional disfuncional para la persona, que dificulta su día a día. Lo que está claro es que una ruptura traumática supondrá un gran sufrimiento a la parte de la pareja que es dejada.

Si aún hay  opciones de recuperar la relación nuestra recomendación es iniciar una terapia de pareja, si la otra persona no quiere ir a terapia de pareja un profesional puede ayudarte de forma individual

Sesiones 50€/hora

Psicólogos expertos en rupturas de pareja

Tratamiento de una ruptura en la pareja

En nuestro centro de psicología, somos psicólogos expertos en el tratamiento de las rupturas , con experiencia con miles parejas que han estado cerca de romper o con personas que han tenido una ruptura traumática.

La ruptura en la pareja se siente como un antes y un después en la vida, como una etapa que se acaba, con decepción, tristeza y rabia, y a veces dudas de si se hizo lo mejor para la relación. Muchas personas entran en procesos obsesivos en los que no pueden dejar de pensar en su ex-pareja, metiéndose en un circulo vicioso de ira y tristeza.

En un tratamiento de ruptura de pareja se utilizan diferentes técnicas, con el objetivo de conseguir la vida que uno quiere y restablecer el estado de ánimo y las conductas que se quieren conseguir.

A veces las rupturas producen más sufrimiento en algunas personas que en el pasado o en su niñez han tenido ciertos problemas familiares, un tratamiento eficaz ayuda a que las personas puedan cambiar esas memorias emocionales que nos hacen sufrir más de lo debido.

Técnicas en una terapia de pareja:

Utilizamos las técnicas con más evidencia para trabajar con rupturas de pareja, según los objetivos que se busque cada persona

  • Hipnosis
  • EMDR
  • Terapia de Aceptación y Compromiso
  • Mindfulness
  • Técnicas cognitivo-conductuales
  • Hipnosis
  • Regresión
  • Psicoterapia breve
  • PNL
  • EFT

Expertos en el tratamiento de las rupturas traumáticas

Sesiones 50€

Psicólogos para las personas que han sufrir rupturas difíciles

¿Causas de una ruptura sea traumática?

  • Que no lo espere: que no haya indicios y la persona sienta que todo iba bien en la relación. Que no haya podido participar en la decisión ni reflexionar con la pareja sobre ello. Esto le deja en un estado de “shock” y vulnerabilidad.
  • Irrupción de una tercera persona: puede suponer un daño a la autoestima, sentimiento de rabia e impotencia, indefensión. Todo esto dependiendo siempre de las características personales y el estilo de afrontamiento de dificultades y conflictos.
  • El nivel de compromiso en la relación: proyectos en común ya iniciados o pendientes de comenzar, convivencia, hijos…
  • Cómo se comunique la decisión y se actúe tras la ruptura: si no hay empatía, cuidado en la forma de decirlo y existe una total ausencia del otro/a, desapareciendo totalmente nada más transmitirlo, probablemente hará que le sea más difícil recolocar la nueva situación sin este/a compañero/a.
  • El marco referencial de la persona que es dejada: si tiene una buena red social de apoyo, buenos recursos de afrontamiento y solución de problemas, una vida saludable y funcional en general, puede resultar menos compleja la adaptación y superación de la ruptura.
  • El que haya dependencia emocional a la ex-pareja, dificulta también el progreso sin él/ella.

Síntomas de una ruptura traumática:

  • Dolor, sentimiento de vacío.
  • Apatía.
  • Estado de ánimo bajo.
  • “Shock” al principio, la persona no puede creerse lo que está pasando.
  • Desasosiego por la pérdida de proyectos comunes.
  • Sentimiento de culpa.
  • Pensamiento y atención dirigida a la expareja.
  • Disminución de la autoestima.
  • Distorsiones del pensamiento, por ejemplo: “nadie me va a querer ya”.
  • Aislamiento social.
  • Disminución del tiempo de ocio.
  • Afectación a muchas áreas vitales: laboral, familiar, amistad…
  • Problemas de sueño y alimentación.
  • Posibles somatizaciones.

¿Cómo superar una ruptura?

El proceso de superación conllevará la aceptación primero de la decisión, la aceptación y asunción de emociones propias derivadas de esta decisión, recolocar(se) en la vida, con nuevos hábitos y proyectos, por último, la adaptación al mundo sin la otra persona.

En muchas personas que han sufrido una ruptura muy dolorosa se genera un hábito obsesivo de estar mucho tiempo pensando en el pasado y en lo que debería haber hecho, este habido obsesivo es necesario trabajo para agilizar la recuperación.

También hay personas que en el pasado han sufrido otros abandonos emocionales o no han sido cuidados por parejas o familiares, produciendo que en el presente las rupturas le duelan más, en este caso hay que trabajar con técnicas que nos ayuden a restablecer esos aprendizajes pasados y puede que traumáticos.

¿Por qué elegir nuestra terapia de pareja para la rupturas de pareja?

Nuestros psicólogos han ayudado a miles de parejas que han pasado por una infidelidad. De una forma integradora e individualizada, dependiendo del caso  con unas técnicas u otras.

El problema, dependiendo del caso , se tratará de forma individual, en pareja o combinado, esto es a veces individual y a veces en pareja, según decida el psicólogo.

Con nuestro tratamiento para infidelidad decidirás si quieres continuar con tu pareja, y después conseguiremos que tu confianza vuelva a establecerse, lo haremos gracias a las técnicas con más eficacia, tanto en sesiones individuales como en pareja. Podrás tener la relación de pareja que a ti te gustaría.

¿Qué sucede después de una ruptura? Las fases del duelo:

 Son muy estudiadas las fases del duelo, que no se presentan en orden, pero que son un mapa para conocer lo que vendrá y el por qué de nuestras emociones. En la experiencia del duelo verás que las etapas se intecalan o incluso van retrocediendo etapas, esto es porque en la vida vienen otros estímulos o situaciones que nos hacen más complicado una evolución del duelo no patológica.

 

Las fases del duelo de pareja son las siguientes:

  • Negación: es el tiempo en el que no se acepta que ha terminado la relación, a veces viene precedido por un estado de shock, como  una paralización en la que sentimos que lo que ha sucedido, en este caso una ruptura, no es real. Es un estado muy normal que puede durar unos días, pero es muy común quedarse en este estado de forma patológica cuando la ruptura ha sido con una situación emocionalmente difícil ( una infidelidad por ejemplo), o en relaciones que han sido complicadas. Estas personas pueden llegar a obsesiones y síntomas de ansiedad e insomnio, incluso con ataques de ansiedad. 
  • Culpa: Es normal que pasemos por esta fase cuando acabamos una relación, o incluso antes de acabarla, pensando en la responsabilidad que tenemos con la pareja, o sentir que abandonas o que te han abandonado. Muchos procesos de duelo patológico se quedan en esta parte con muchas obsesiones o que personas con baja autoestima se queden con secuelas  pensando que no es suficiente.
  • Rabia: Hay un momento en el que sentimos que la otra persona nos ha hecho daño y en esta etapa hay personas que necesitan contar lo malo que tenía la relación, si la rabia continua mucho tiempo será un indicador que el duelo no se ha superado.
  • Tristeza y desesperanza: Es el momento en el que la persona empieza a entender que ha sucedido la pérdida , se cambian los patrones más obsesivos por la tristeza y los sentimientos de  falta de sentido vital, con pensamientos de que uno no va a encontrar a nadie o que nunca va estar bien.
  • Aceptación: Se nota en síntomas y conductas de tranquilidad, uno puede estar solo, busca actividades agradables, empieza a disfrutar, incluso empieza a pensar o actuar para tener otras relaciones, son señales de que se está superando el duelo. 

¿Qué se trabaja en una terapia para una ruptura?

En nuestro centro de psicólogos utilizamos las técnicas que han mostrado mayor evidencia, como la hipnosis, EMDR o Mindfulness. Con un tratamiento psicológico adecuado conseguimos desde el inicio que la persona en primer lugar entienda lo que le sucede y que empiece a manejar sus emociones y pensamientos, pudiendo empezar a activar su vida y viendo resultados lo antes posible.

Con las técnicas adecuadas se consiguen los cambios en la gestión de pensamientos, emociones y conductas, y vamos disminuyendo el sufrimiento y el malestar.

Se tiene en cuenta todos los aspectos de la persona en su pasado, presente y futuro, hay evidencias de que muchos comportamientos que nos generan problemas se han podido aprender  en el pasado, quedándose grabado ese aprendizaje que ahora puede resultar problemas para superar una relación.

La terapia psicológica tiene el objetivo de ayudar a:

– entender qué nos ha pasado en nuestra vida, qué tiene que ver con nuestros problemas actuales, y entender qué tiene relación de nuestro pasado y presente con cómo estamos llevando el duelo.

– entender el análisis funcional de la conducta, y con ello entender cómo mantenemos el problema.

– entender desde las propias experiencias que nos suceden en el día a día, a gestionar los pensamientos y emociones que nos producen problemas . Enseñamos técnicas desde le primer día para disminuir el malestar.

– nos dará herramientas para hacer frente a las situaciones y a las decisiones de la vida. 

– si es necesario, utilizaremos técnicas para cambiar los patrones y aprendizajes del pasado y que siguen influyendo en el presente.

CONTACTA CON NOSOTROS

Psicólogos expertos en tratamiento de las rupturas en terapia de pareja

Con las técnicas más eficaces

Hipnosis, EMDR, Terapia Cognitivo Conductual, Mindfulness, EFT, Terapia de Aceptación y Compromiso

Acreditaciones de Ipsia-Psicólogos

Ipsia-Psicólogos en los medios

RUPTURA TRAUMÁTICA

Una ruptura de pareja traumática es aquella donde la persona que es dejada sentirá una serie de emociones muy intensas, acompañadas de un discurso y comportamiento coherente con estas emociones, por ejemplo: un dolor muy grande, junto a un aislamiento social y unos pensamientos en torno a la auto-inculpación, o bien una angustia enorme, seguida de una eximición de responsabilidades y pensamientos relativos a la venganza.   Es natural que tras una ruptura, ambos miembros sientan dolor y sufran un período natural de adaptación a la nueva realidad sin el otro/a. En el caso de una ruptura traumática, las vivencias de las emociones serán más intensas y limitantes, habrá multitud de reacciones y todas ellas de alta carga emocional disfuncional para la persona, que dificulta su día a día. Lo que está claro es que una ruptura traumática supondrá un gran sufrimiento a la parte de la pareja que es dejada.
  • ¿Qué condiciones contribuyen a que la persona lo viva tan negativamente?
  • Que no lo espere: que no haya indicios y la persona sienta que todo iba bien en la relación. Que no haya podido participar en la decisión ni reflexionar con la pareja sobre ello. Esto le deja en un estado de “shock” y vulnerabilidad.
  • Irrupción de una tercera persona: puede suponer un daño a la autoestima, sentimiento de rabia e impotencia, indefensión. Todo esto dependiendo siempre de las características personales y el estilo de afrontamiento de dificultades y conflictos.
  • El nivel de compromiso en la relación: proyectos en común ya iniciados o pendientes de comenzar, convivencia, hijos…
  • Cómo se comunique la decisión y se actúe tras la ruptura: si no hay empatía, cuidado en la forma de decirlo y existe una total ausencia del otro/a, desapareciendo totalmente nada más transmitirlo, probablemente hará que le sea más difícil recolocar la nueva situación sin este/a compañero/a.
  • El marco referencial de la persona que es dejada: si tiene una buena red social de apoyo, buenos recursos de afrontamiento y solución de problemas, una vida saludable y funcional en general, puede resultar menos compleja la adaptación y superación de la ruptura.
  • El que haya dependencia emocional a la expareja, dificulta también el progreso sin él/ella.
El proceso de superación conllevará la aceptación primero de la decisión, la aceptación y asunción de emociones propias derivadas de esta decisión, recolocar(se) en la vida, con nuevos hábitos y proyectos, por último, la adaptación al mundo sin la otra persona. Las manifestaciones características son:
  • Dolor, sentimiento de vacío.
  • Apatía.
  • Estado de ánimo bajo.
  • “Shock” al principio, la persona no puede creerse lo que está pasando.
  • Desasosiego por la pérdida de proyectos comunes.
  • Sentimiento de culpa.
  • Pensamiento y atención dirigida a la expareja.
  • Disminución de la autoestima.
  • Distorsiones del pensamiento, por ejemplo: “nadie me va a querer ya”.
  • Aislamiento social.
  • Disminución del tiempo de ocio.
  • Afectación a muchas áreas vitales: laboral, familiar, amistad…
  • Problemas de sueño y alimentación.
  • Posibles somatizaciones.
A través de la Terapia de Parejas, se podrá ayudar y apoyar a la persona en este duro proceso de ruptura traumática, previniendo una cronificación del problema y pudiendo salir reforzado/a tras su superación.