605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Tratamiento de TDAH en adultos

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es conocido desde principios del pasado siglo, centrado principalmente en la población infantil, ya que se pensaba que remitía con la edad.

Pero en los últimos veinte años se han confirmado fuertes investigaciones, poniendo de manifiesto que el TDAH es un trastorno crónico que se declara a lo largo de la vida, al igual que en la adolescencia y en la edad adulta.

Desde los 7 años existe una alteración clínica significativa en algún sector importante de su vida, bien familiar, laboral o social. En los adultos suelen predominar la impulsividad y la inatención, ya que la hiperactividad suele reducirse con la edad. Además, el TDAH en adultos está unido a diferentes trastornos psiquiátricos (el 60-70% de los casos).

Los trastornos más habituales son: trastorno depresivo mayor, trastorno antisocial de la personalidad y trastorno por abuso de sustancias.

 

Tratamiento farmacológico de TDAH en adultos

Se presenta a día de hoy como la primera elección en el tratamiento del TDAH. Hay diferentes estudios que han puesto de manifiesto su superioridad frente a otras intervenciones. De hecho, el tratamiento debe ser siempre multimodal.

Los psicofármacos empleados en el tratamiento del TDAH en adultos son los mismos que los usados en el TDAH infantil. Los medicamentos mejor estudiados en adultos son el metilfenidato y la atomoxetina.

No hay tratamiento que cure en su totalidad el TDAH, pero con los fármacos actuales se consigue mejorar al 80-90% de los casos, aunque un 10-20% la mejoría es mínima.

Según la Academia Norteamericana de Psiquiatría de la Infancia y de la Adolescencia (ANPIA), los tratamientos de primera línea, son las anfetaminas, el metilfenidato y la atomoxetina.

Efectividad de los psicoestimulantes en TDAH en adultos

Se dispone de estudios clínicos controlados que han probado su eficacia en adultos con TDAH, es el caso del metilfenidato de liberación prolongada. También se puede usar el modafinilo.

En el metaanálisis sobre la eficiencia y seguridad de metilfenidato en adultos con TDAH, los psicoestimulantes no sólo no elevan el riesgo de abuso o dependencia a sustancias, sino que lo reducen en la edad adulta.

Eficiencia de los fármacos no psicoestimulantes

Existen a día de hoy ensayos clínicos controlados con diversos fármacos no estimulantes, para el tratamiento del TDAH en adultos: antidepresivos tricíclicos, atomoxetina, bupropión, IMAO, agonistas alfa 2 adrenégicos como la guanfacina y fármacos nicotínicos.

Los representantes principales de este grupo son el metilfenidato y las anfetaminas.

Metilfenidato. Su validez ha quedado demostrada tanto en población infanto-juvenil como en adultos. El mecanismo de acción es la inhibición de los transportadores de dopamina del cerebro, lo cual detendría el proceso habitual de su recaptación, elevando así la dopamina en las uniones sinápticas.

La anfetamina, aparte de usar este mecanismo, facilitaría la liberación de dopamina desde el interior de las neuronas en las que se almacena, por lo que sería algo más provechoso.

A día de hoy, hay diferentes preparados de acción prolongada. En España existen el Ritalin o Metadate, pero el único que se comercializa en España es el Concerta.

Como es normal en los preparados retard, no se puede partir el comprimido, por lo que debe tragarse entero, ya que en caso contrario afecta a su sistema de liberación retardada.

Muchos niños y adultos, aparte del comprimido de acción retardada de la mañana, necesitan complementos de acción corta por la tarde.

Anfetaminas. Aquí se encuentran las anfetaminas de acción corta Dexedrine o las sales mixtas de anfetamina Aderall.

Ninguna de las dos se encuentra disponible en España. Las dosis que recomienda la ANPIA son algo más bajas que las de metilfenidato, hasta 40 mg/día, repartidas en 5 mg en cada una de las 2 tomas en un principio recomendadas.

En adultos, hay un ensayo clínico de Aderall XR contra placebo, que corrobora su eficacia y su buena tolerabilidad.

Diferentes fármacos psicoestimulantes

Poco se han usado en niños y adolescentes, pero existen ensayos controlados en adultos.

­Modafinilo: hay publicados dos estudios clínicos con placebo y con anfetaminas, demostrando que este fármaco mejora la atención y el control de impulsos.

­Pemolina: se demuestra la eficacia de pemolina en relación con placebo. Las dosis requeridas son 3 mg/kg/día. Pero es un tratamiento poco utilizado por su frecuente hepatotoxicidad y su menor eficacia que otros fármacos.

Tratamiento psicológico

  • Terapia psicoeducativa

Suelen ser usadas como terapias en sí mismas, o bien como un componente de una terapia más extensa. Estas operaciones pueden llevarse a cabo bajo un formato individual o grupal.

  • Terapia cognitivo-conductual:

El tratamiento más efectivo para tratar el TDAH en adultos, es la cognitivo-conductual, tanto en una operación individual como grupal.

Consiste en valorar las conductas problemáticas del paciente, determinar qué le estimula a cambiar y decidir qué modificaciones podrían ser más útiles.

Conclusiones del tratamiento de TDAH en adultos

El TDAH es un trastorno que presenta una importante prevalencia en niños, adolescentes y adultos. En la actualidad, la asiduidad de este diagnóstico en los países occidentales plantea la alternativa de si se está sobremedicando a toda una generación.

  • Protege tus relaciones sociales. De esta manera, evitarás situaciones desagradables de separaciones que nadie quiere.
  • Piensa antes de actuar, así podrás calmar tu impulsividad.
  • Utiliza agendas notas, sin miedo a sentir vergüenza.
  • Establece rutinas para intentar llevar una vida más organizada y que no se te olvide nada.
  • Intenta disminuir la carga de trabajo.
  • Realiza pausas para que tu nivel de atención sea el mejor posible a cada momento.
  • Acude a un profesional adecuado para que pueda ayudarte a mejorar aspectos de tu vida.

El 20-30% de niños, adultos y adolescentes no responden a fármacos estimulantes y no toleran sus efectos secundarios, como ansiedad, tics, alteraciones del estado de ánimo, etc. Hay distintos fármacos no psicoestimulantes que se han usado en el tratamiento del TDAH.

El TDAH en los adultos es una entidad notable a nivel clínico. Como consecuencia de este trastorno, los pacientes sufren importantes alteraciones que afectan a su calidad de vida.

El tratamiento farmacológico no tiene que ser el único choque de este trastorno, ya que solamente son eficaces en un 70-80% de los casos y de manera incompleta, por lo que se recomienda la ayuda de terapia psicológica.

La dificultad para cumplir objetivos y mantener un rendimiento idóneo, tanto personal como laboral, así como para desarrollar relaciones interpersonales satisfactorias, son los problemas principales que presentan estos pacientes, y si no se toman las medidas oportunas puede acabar por herir su autoestima.

En Ipsia Psicología contamos con profesionales expertos en el tratamiento del TDAH en adultos. También tenemos servicio de Psicología online, para aquellas personas que no pueden desplazarse al centro.

TDAH en Adultos