605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Ninfomanía o adicción al sexo

La ninfomanía o adicción al sexo hace alusión a una apetencia o actividad sexual excesiva, en este caso hablamos de las mujeres, en la mujer o hipersexualidad femenina, aunque podría ser en el hombre también.

Las actividades sexuales excesivas producen un trastorno psicológico o una patología sexual que domina la mente y que debe ser tratada, ya que puede llegar a ocasionar peligrosas secuelas sociales en la persona, lo que se suele conocer como una persona adicta al sexo.

El trastorno mental de la actividad sexual excesiva es derivado de la preocupación dominante de la mujer de mantener sexo placentero tan constantemente como le sea posible, produciendo luego un sentimiento de culpa, y aquí algunas mujeres ( y hombres) encuentran el sexo como una forma de evitar emociones, el sentimiento de culpa puede ser uno de ellos.

De manera que el sexo mantiene una influencia dominante en el diario vivir de una mujer, llegando a ser su único objetivo y consiguiendo tener un impulso sexual excesivo. Así, el modo de saciar este deseo impulsivo es manteniendo relaciones sexuales muy seguido, masturbándose infatigablemente o abusando de la pornografía, como atenuante a sus deseos, esto se llama adicción al sexo.

Ninfomanía o adicción al sexo: una realidad en la vida de muchas mujeres

Es normal confundir un deseo sexual alto con la ninfomanía o la adicción al sexo ; sin embargo, es de considerar que se trata de una enfermedad muy complicada que precede de un deseo sexual insaciable y que lo fija como un sometimiento inflexible a cualquier acto u objeto sexual que logre calmarlo, una adicción sexual que solo se calma con más sexo.

La dependencia de la mujer ninfómana por la adicción al sexo es tan fuerte que no la pueden controlar, y que evita que mantenga una vida normal, además de un sentimiento de culpa por ser una adicción que no se puede controlar; siendo esto causa de una discriminación familiar social, hasta laboral y con mucho riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. En las primeras etapas, a las mujeres ninfómanas no les resulta alarmante el permanente estado de excitación, incluso puede ser agradable, pero se puede convertir en una adicción al sexo cuando la conducta sexual no se puede controlar. Cuando se agudizan los pensamientos sobre el sexo y los estados fisiológicos de excitación sexual son agobiantes, inoportunos e indeseables, es determinante buscar ayuda psicológica especializada, se ha convertido en una adicción al sexo.

La ninfomanía o adicción al sexo puede asumir orígenes orgánicos o bien psicológicos. Las orgánicas son pueden ser producidas por lesiones craneales, tumores o algún tipo de epilepsia, también por el uso irracional de narcóticos.

Algunas enfermedades psicológicas o trastornos mentales como la esquizofrenia, la personalidad sociopàtica entre otras llegan provocar una ninfomanía, en cuyo caso la mujer no es consciente de los actos sexuales que pudiera llegar a cometer.

En otros muchos casos esta enfermedad se clasifica como un trastorno psicológico que incurre en la búsqueda de afecto a través de actos sexuales compulsivos. La mujer ninfómana intenta saciar su necesidad de afecto o su impulso sexual excesivo a través del sexo, la pornografía y la masturbación. Esta búsqueda de afecto se convierte en un círculo vicioso en donde la necesidad de satisfacción es cada vez mayor por lo que el sexo se convierte en una adicción irrefrenable.

Esta enfermedad debe ser tratada por psicólogos especializados es sexología, que comprendan todos y cada uno de los aspectos involucrados en cada caso individual con adicción al sexo. El diagnóstico adecuado es categórico para el diagnóstico y control de las causas de dicho trastorno, así como para medicar en caso que sea necesario. Aunque recientes estudios indican que el mejor método es a través de terapias psicológicas con las que se pueda trabajar la el impulso sexual excesivo , y con ellas las causas que hayan llevado a la aparición de la ninfomanía en su funcionamiento y paso desde el placer a la adicción sexual. Todo esto reforzado con grupos de apoyo y talleres de desarrollo personal. El tratamiento psicológico es fundamental para superar la ninfomanía y en Madrid puedes encontrar la ayuda Psicológica idónea a tu caso.

Puedes encontrar sexólogos especialistas en este tipo de problemas en nuestro centro:

Centro de sexólogos en Madrid