605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

El ghosting “El efecto fantasma”

El Ghosting, denominado también “El efecto fantasma”, significa terminar una relación, por regla general, íntima, suspendiendo toda comunicación y contacto posibles con tu pareja actual, sin previamente avisar ni justificar.

Es conocido como «The Jordan Barlow», este calificativo es originario de la década del año 2000, donde aumentó de manera desproporcionada el número de casos en este tema.

Todo esto se debe al incremento del uso de las redes sociales y las aplicaciones de citas online, como una manera diferente de terminar las relaciones, pero que, aunque parezca insustancial, tiene unas consecuencias más negativas de lo que podríamos imaginar.

Debemos preocuparnos si este fenómeno empieza a ser algo tan normal, posiblemente debido a que la tecnología también ha cambiado la forma en que nos asociamos los unos con los otros

Causas

A día de hoy notamos que el rechazo del tipo que sea nos produce mucho dolor, ya que el vínculo con los seres humanos es un rasgo de desarrollo propio del hombre.

Es nuestro cerebro quien identifica esta conexión con la supervivencia, por eso romper ese contacto nos llega a herir tanto.

Nos solemos preguntar por qué mi pareja me ha dejado, ha desaparecido, qué he hecho mal, qué le he dicho, …nos hacemos un sinfín de preguntas del motivo de la separación y el alejamiento, sin motivo aparente, pero la mayor parte de las veces nada tiene que ver nos nosotros.

Se desaparece porque actualmente las relaciones que surgen en estas aplicaciones son totalmente banales y parece que es igual irte sin dar explicaciones ni decir adiós.

Personas muy reacias a este tipo de redes comentan que se ha perdido la educación y la fineza en las relaciones personales.

Formas de rescatarnos del ‘ghosting’

El buen uso tecnológico es beneficioso y sirve de aprendizaje, el problema surge cuando se utiliza mal, prácticamente sin darnos cuenta, y no somos capaces de percibir el alto potencial pernicioso.

Para poder solucionar este problema, lo primero que no hay que hacer es cuestionarse. Es bueno recuperar a amigos que teníamos antes en las redes y quedar con ellos, las redes de ligar funcionan, pero hay que aprender a protegerse para no llevarte una desilusión en el momento más inesperado de tu relación.

Polemizar con uno mismo es la reacción más normal en las personas que han padecido esta manera brusca e ilógica de terminar una relación.

Los psicólogos corroboran que, si una persona nos hace ghosting, significa que su actitud hacia nosotros dice más de la persona que de nosotros mismos.

Tenemos que tolerar sentir dolor, decepción o impotencia. Hablar con alguien de confianza nos puede servir de gran ayuda, ya que poner palabras a los pensamientos modifica nuestros patrones del cerebro y nos ayuda a ingerir estos sucesos tan dolorosos. Tu psicólogo en Madrid te ayudará en lo que necesites.

Es necesario comer y dormir bien, hacer ejercicio, fundamental para gestionar el dolor, aunque sea por este motivo fantasmal. Practicar Mindfulness o Yoga va a ayudar al organismo a reducir el nivel de estrés y ansiedad.

Conclusiones

Las redes sociales no son más que el reflejo de la sociedad en la vivimos, a veces nos hacen ser maleducados, sin importar si hacemos daño a nadie.

Si eres una persona con valores y educada te comportarás como tal en estas aplicaciones, pero es cierto que el anonimato favorece comportamientos que nunca se tendrían de tú a tú.

Es importante que destaquemos que somos incapaces de empatizar, de ponernos en el lugar del otro porque, lo más probable, es que no le conozcamos nunca en persona, por lo que es muy posible que desaparezcan sin avisar.

También es posible que ni existan, que creen perfiles falsos soportando una identidad que realmente no tienen.

Cualquiera de nosotros es capaz de hacer ‘ghosting’, no es una forma de género, sino de ser.

En definitiva, no se debe practicar nunca el ghosting, aunque esté de moda, es altamente dañino para nuestra mente y cuerpo.

En Ipsia Psicología, contamos con psicólogos expertos en terapias de pareja, sea cual sea el problema.