605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Incidencia de la Terapia familiar en el proceso de duelo

La muerte es una circunstancia impactante y dolorosa; esto puede ser visible o no, pero no puede ser negado. Cuando perdemos a un ser querido, perdemos también una parte de nosotros mismos, una parte que no podemos recuperar; hay una curiosa sensación de vacío y de impotencia que puede convertirse en trauma emocional si no se trata bien.

Los procesos de duelo son procesos naturalmente dolorosos y difíciles de experimentar. Si fuera asunto de elección, nadie elegiría perder permanentemente a un allegado, pero no es asunto de elección. El duelo psicológico es un fenómeno que todos conocerán en sus vidas y que tiene que afrontarse con las herramientas y recursos que cada uno tenga a su disposición, terapia psicológica incluida.

La psicoterapia familiar es una estrategia interesante de abordaje para los casos de duelo intrafamiliar, es decir, cuando ocurre una muerte en el grupo social familiar. Qué todos se sientan afectados permite que todos sean empáticos los unos con los otros y entiendan el por qué de la empatía, lo que genera espacios de comprensión y de catarsis que deben ser mediados y llevados a cabo por un experto en la materia.

Efectos de la terapia familiar sobre el proceso de duelo

  • Generación de espacios

La terapia familiar reúne a todos los actores involucrados en un mismo espacio para que ellos puedan compartir sus inquietudes y reflexiones respecto a la muerte del familiar común; las intenciones de encuentro pueden estar ya presentes, pero la terapia familiar puede ser la única situación que pueda reunirlos a todos debido a diversas circunstancias, propias e impropias de los actores sociales.

  • Intercambio de perspectivas y reflexiones

Una vez los familiares estén todos reunidos, se realizará de manera espontánea y natural la exteriorización de las consecuencias psico-emocionales del fallecimiento en cada uno; al estar todos afectados por el acontecimiento, tendrá un lugar un evento terapéutico donde todos se sentirán comprendidos y acompañados en su dolor, lo que contribuye definitivamente a que el duelo psicológico sea asimilado de mejor manera.

  • Abordaje y solución de los traumas emocionales

La muerte deja traumas y cicatrices emocionales que no pueden ser dejados a la deriva en orden de restaurar el bienestar psicológico perdido o comprometido con el fallecimiento. La presencia del psicólogo como mediador en la catarsis grupal y familiar contribuye a la detección de signos tempranos de trauma emocional, signos que pueden ser atacados con anticipación con ayuda psicológica.

Conclusiones

Como estrategia solucionadora y reunificadora, la terapia familiar constituye una aproximación muy interesante a los procesos de duelo que se gestan en una misma familia atendiéndolas todas desde una misma perspectiva conjunta. El duelo familiar se puede llevar mejor si todos se apoyan entre sí generando espacios de confianza y susceptibles al desahogo de todos los dolientes.

La terapia psicológica es una aplicación que rinde frutos muy valiosos para la restauración del bienestar psicológico perdido por a causa de fallecimiento; las herramientas introspectivas que otorga ayudan al afectado a hallar las causas y señales de trauma emocional.

Terapia familiar en Madrid