605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Psicología Infantil: ¿Qué son los problemas de sueño?

Los problemas del sueño en los niños sólo suelen producirse de forma ocasional. Mejoran por sí mismos con el tiempo y no son graves, pero de no ser así, es necesario que les prestemos la debida atención.

Estos trastornos aparte de ser muy inquietantes pueden interferir en el aprendizaje del niño y en su comportamiento, además de ser el causante de un problema de salud, físico o mental y encubierto.

Es frecuente que los niños tengan miedos y preocupaciones, que no les dejen dormir, si es así, es importante acudir a un profesional.

El niño puede tener problemas para irse a la cama a dormir o despertarse por la noche y requerir la presencia de sus padres. Los más pequeños pueden tener miedo a quedarse solos, ya que, esta ansiedad por separación, es normal a edades muy tempranas.

Es posible que si tu hijo está muy cansado puede mostrar agresividad, irritabilidad o incluso encontrarse hiperactivo.

Los niños más mayores y los adolescentes pueden de la misma manera experimentar problemas de insomnio si están preocupados o muy activados

Hay muchos niños y adolescentes que no duermen las horas suficientes durante la noche. Puede haber diferentes motivos:

-Trasnochar, bien se con amigos, trabajo o estudios.

-Estrés o preocupación.

-Sus propios ronquidos pueden despertar a un niño. Pueden ser motivados por amígdalas y adenoides o vegetaciones inflamadas. Su extracción puede solucionar el problema.

-Algunos adolescentes suelen dormir mucho si están deprimidos.

-El uso continuado de drogas o alcohol pueden también ser un factor que lo desencadene.

La mayoría de los niños tienen pesadillas ocasionales que necesitan ayuda y consuelo para poder conciliar el sueño de nuevo. El desencadenante puede ser los malos tratos, las preocupaciones, accidentes, abusos, etc.

Es beneficioso que el niño pueda explicar su sueño o dibujarlo, y así buscar las razones que han producido su malestar y tratar de encontrar la ayuda que necesita.

 

Sesiones 50€

Psicólogo infantil en Madrid

¿Cómo ayuda la psicología infantil en problemas de sueño en niños?

Las investigaciones corroboran la idea de que la familia juega un papel decisivo e imprescindible en el proceso de desarrollo y maduración de un niño, pero este camino no está fuera de riesgos y muchas variables interactúan para beneficiar o perjudicar el ajuste de todas las partes implicadas en un tema tan enrevesado.

 

Tipos de tratamiento:

Sesiones con psicólogo infantil:

Nuestros psicólogos infantiles utilizan las técnicas con más evidencia. El psicólogo infantil empieza realizando una evaluación completa de los problemas y prepara un plan de terapia adaptado al niño o adolescente.

La consulta sobre los problemas de sueño en niños se realiza con el niño y su familia, orientando a los padres sobre el uso eficiente de las actitudes del niño y desmontando los intentos de solución de los trastornos de conducta que están resultando inútiles o nocivos, como el exceso de castigos, diferencias entre los cónyuges, etc.

Neurofeedback:

En algunos casos puede ser útil que el niño tenga sesiones de neurofeedback, para que conozcamos la acitivdad de su cerebro y entrenemos su cerebro para crear nuevos patrones más regulados y sin problemas de conducta.

La ayuda de los profesores también se hace necesaria y conveniente en ciertas ocasiones, ya que el psicólogo infantil contacta con los tutores del niño para coordinar las acciones que se están llevando a cabo.

Cuando los problemas de comportamiento ya están creados en el repertorio conductual del niño, se requiere la utilización de programas validados, y que las maniobras que se enseñen sean aplicadas de forma sistemática y supervisadas de forma minuciosa para irlas ajustando y adaptando, con el fin de mejorar su eficiencia.

Psicología infantil

Expertos en problemas de conducta en Madrid

 

Con trastornos del sueño, ¿qué síntomas físicos puede experimentar el niño o adolescente?

Estas manifestaciones clínicas de los trastornos del sueño, varían en función de su edad, su desarrollo emocional y cognitivo, así como del tipo de trastorno que padezca el niño.

Los síntomas físicos que pueden presentar son los siguientes:

  • Hiperactividad o inquietud
  • Agotamiento o cansancio
  • Enlentecimiento psicomotor
  • Dificultad de conciliar el sueño
  • Despertares nocturnos frecuentes
  • Somnolencia diurna

Con problemas de sueño, ¿qué síntomas cognitivos puede experimentar el niño o adolescente?

Las alteraciones del sueño repercuten de forma nociva sobre la conducta y la función cognitiva del niño, por lo que es de vital importancia estar alerta de los diferentes síntomas que podemos notar.

A nivel cognitivo los síntomas que pueden presentar son:

  • Dificultades de atención o concentración
  • Bajo rendimiento escolar
  • Tristeza
  • Inestabilidad emocional

¿Qué patrones de comportamientos puede tener el niño o adolescente con trastornos del sueño?

Algunos de los síntomas conductuales que pueden presentar son los siguientes:

  • Irritabilidad
  • Hiperactividad
  • Agresividad
  • Sonambulismo
  • Alteraciones en la alimentación

 

Terrores nocturnos

Este tipo de terrores constituyen el problema del sueño más común en los niños. Son episodios de gritos, agitación y miedo intenso del cuerpo mientras todavía están durmiendo.

Afecta a niños con edades comprendidas entre 4 y 12 años. Son terrores completamente distintos de las pesadillas o la ansiedad relativa a los sueños. Al contrario que éstas, suelen ocurrir a los niños una hora o dos después de dormirse.

La primera señal es que el niño grite de una forma incontrolada y parece estar despierto, aunque, a pesar de las apariencias, esté todavía dormido. Durante estas etapas no podrá reconocerle, estará confuso e incapaz de comunicarse y será muy difícil poder tranquilizarle.

Lo mejor es tratar de despertarle y quedarse con él hasta que haya pasado el miedo, que, y por lo general, después de cinco minutos ya no recordará nada de lo sucedido por la mañana. Los niños suelen superar esta fase, lo que se denomina una parasomnia.

Sonambulismo

Este trastorno es parecido a los terrores nocturnos, pero en vez de estar totalmente aterrorizado, el niño se levanta de la cama y deambula por el piso. Lo único que se puede hacer es asegurarnos de que durante su “excursión”, no sufra ningún daño.

Es muy probable que necesite adoptar precauciones, como cerciorarse de que las puertas y ventanas están bien cerradas, instalar una puerta en las escaleras o de que los aparatos eléctricos o con llama estén bien apagados.

Tratamiento de los problemas de sueño

Existen técnicas muy sencillas que ayudan a que los niños y adolescentes puedan conciliar mejor el sueño:

Debemos fijar una rutina consistente e idónea para la hora de ir a la cama. Se puede comenzar por unos momentos de tranquilidad, un baño seguido por un pequeño cuento o relato antes de darle las buenas noches.

Sea cariñoso pero firme con el niño para ayudarle a establecer sanas costumbres y a conciliar el sueño interpretando estos momentos como divertidos y amenos.

Cuando el niño está llorando, es necesario asegurarse de que no está mojado, ni enfermo o que sufra algún tipo de dolor. No permanezca mucho tiempo junto a él en su cama, ya que ello les estimularía a que permanezcan despiertos.

Un simple chupete puede ayudar a un bebé a permanecer en calma porque al despertar necesita realizar la acción de mamar. Déjele a su alcance su manta o muñeco favorito para ayudarles a superar su ansiedad por la separación.

Si a pesar de todo las cosas no mejoran, consulte la opinión de un especialista en pediatría o psicólogo infantil. Ellos ayudarán a encontrar dónde está el problema y cuál es la mejor solución.

Es importantísimo que el profesional realice una evaluación correcta y un adecuado diagnóstico diferencial de cada etapa de desarrollo, con síntomas de un trastorno del sueño.

El tratamiento psicológico conlleva un trabajo terapéutico que podemos reducir en:

  • Evaluación detallada del problema con el niño y con los padres.
  • Psicoeducación a los padres y a los niños y adolescentes.
  • Intervención individualizada y adaptada a las necesidades del niño y los padres.
  • Fases de seguimiento y prevención de recaídas.

Conclusiones del tratamiento de problemas de sueño en niños

La mayoría de los trastornos del sueño son secundarios a otro tipo de trastornos, pero pueden empeorar el problema de origen.

Por regla general, los trastornos del sueño no pasan de ser trastornos inofensivos, pero no se les debe dejar de lado, porque pueden ser el comienzo de algún trastorno de mayor nivel.

En Ipsia Psicología contamos con profesionales en Psicología Infantil, que ayudarán a tu hijo en lo que necesite.

 

También tenemos servicio de psicólogo online, para aquellas personas que no pueden desplazarse al centro, bien por horarios o por ubicación.