605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Historia

Hoy hablamos del golf y la psicología, un deporte nacido en 1744, donde se fundó la primera asociación de jugadores de golf en Escocia, y en 1745, también en Gran Bretaña.

Formó parte de los Juegos Olímpicos de París 1900 y después en los de San Luis de 1904, donde sólo se realizaban competiciones masculinas y únicamente con Canadá y Estados Unidos.

En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, y después de estar ciento doce años fuera de juego, el golf volvió a las Olimpiadas.

En las próximas, las del 2020, también formará parte el golf y la psicología.

En Ipsia Psicólogos ayudamos a mejorar el rendimiento de los jugadores en sus competiciones, al mismo tiempo que a alcanzar sus ansiados objetivos.

Por todo esto, desarrollamos entrenamientos para poner en alza diversos factores psicológicos: concentración, confianza, planes de competición, etc., siempre en alianza con los entrenadores.

Con dichos profesionales nuestro objetivo consiste en elevar sus recursos de pedagogía y de formación psicológica para las concentraciones, de manera que se aumente la calidad de sus entrenamientos.

¿Por qué un psicólogo deportivo?

A día de hoy todavía hay personas que creen que los psicólogos deportivos intervienen cuando el jugador tiene un determinado tipo de problema, esto es erróneo. Lo primero que tenemos que hacer es diferenciar entre psicólogo sanitario y deportivo.

El primero se encarga de enfermedades como la ansiedad, depresión, fobias, abusos, mientras que el deportivo intenta mejorar a los deportistas en su rendimiento competitivo para que puedan enfrentarse con éxito a las tensiones psicológicas de su deporte.

En el caso que nos atañe, golf y psicología, es vital que el jugador tenga una buena capacidad de concentración, se reponga rápidamente de los errores y aguante de manera fluida los momentos de tensión o presión.

 

Entrenamiento psicológico y entrenamiento técnico

Un buen jugador de golf se tiene que preparar tanto técnica como mentalmente para poder rendir al máximo.

En un entrenamiento técnico el jugador tiene que intentar automatizar un gesto técnico para que después realice siempre ese gesto técnico de forma correcta.

En cambio, en el entrenamiento psicológico, lo que se pretende conseguir es la automatización de la forma de gestionar los pensamientos y la actuación del jugador, de manera que sus emociones estén siempre bajo su control a lo largo de todo el proceso y en las situaciones de tensión y presión.

Como es natural, cada jugador tiene su personal forma de gestionar, de pensar, de crear sus propias metas y necesidades, para después poderlo encajar en su entrenamiento mental.

El deporte del Golf y la labor del psicólogo. Un trabajo en equipo

Es un juego muy complicado desde lo técnico y aún más a nivel emocional. Tiene una gran cantidad de horas de juego, consiguiendo que el jugador de golf se encuentre a sí mismo en todo momento, con sus pensamientos y emociones.

Un jugador que controla estas emociones y sabe sacarlas provecho, tiene un gran logro en su meta de golfista.

A día de hoy, nos faltan años de aprendizaje, información y práctica para que cada deportista use el saber de los psicólogos deportivos y saque más utilidad de ello.

Afortunadamente, el trabajo en equipo ha evolucionado, y ya es más normal ver trabajar juntos a coaches y psicólogos en el campo de golf, también llamado “driving range”, área de manejo, pero todavía se puede mejorar mucho más.

Conclusiones

Este deporte no está destinado únicamente para profesionales. Cualquier aficionado a este deporte, independientemente de su nivel de juego, puede beneficiarse del entrenamiento psicológico.

Recuerda que los factores psicológicos implicados en dicho entrenamiento psicológico son:

-La confianza

-La motivación

-La utilización de técnicas de control

-La concentración

En definitiva, el golf es un deporte relajante, de precisión, que instruye y hace madurar a la persona que lo practica, los golfistas, con dedicación y constancia.

No todos los campos son adecuados; Madrid cuenta con numerosos campos para todos los niveles, donde se puede aprender o mejorar la técnica de este deporte.

Ipsia Psicología cuenta con profesionales en este sector que te van a ayudar en lo que necesites.