605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Tratamiento de migraña

La migraña es un desorden neurológico que se revela en un dolor de cabeza intenso o grave.

Es una patología muy incapacitante y puede ir acompañada de vómitos y a la intolerancia a la luz y sonido.

Según datos de la OMS, la migraña es la octava enfermedad más discapacitante del mundo en días de capacidad por años vividos.

Puede originar un dolor intenso o una sensación de latido en la cabeza, por regla general de un solo lado. Los ataques de migraña pueden durar de horas a días, y el dolor puede ser tan fuerte que interfiere en tus actividades cotidianas.

Muchas personas experimentan un síntoma de alerta conocido como aura, que ocurre antes o con el dolor de cabeza. Un aura puede incluir alteraciones visuales, destellos de luz o puntos ciegos, y otras variaciones, como dificultad para hablar u hormigueo en un lado de la cara o en un brazo o una pierna.

Diversas formas en que se presenta la migraña

Se presenta en forma de crisis o ataques y afecta a la parte frontal o a toda la zona del cráneo.

Estas crisis pueden presentarse de diferentes formas:

Migraña Episódica

Cuando el dolor aparece hasta 9 veces al mes, hablaremos de crisis episódica poco frecuente o bien de episódica muy frecuente si hay dolor entre 10 y 14 veces al mes.

Migraña Crónica

Cuando hay 15 o más días de crisis al mes.

Tipos de migraña

-Migraña sin aura

Es la forma más frecuente de migraña. Produce un dolor muy fuerte, por lo que interfiere en la actividad habitual, y sus síntomas principales son:

  • Dolor en un lado de la cabeza, aunque en diferentes casos puede extenderse por toda la cabeza.
  • A veces es undolor pulsátil, o sea, se sienten los latidos del corazón.
  • Con menos frecuencia, el dolor se presenta en el cuello o en la mandíbula.
  • El dolor aparece de forma voluntaria y suele durar más de 4 horas y menos de 3 días. En niños y adolescentes los ataques pueden durar menos de 4 horas.
  • El ejercicio físico y el movimiento de la cabeza empeoran el dolor.
  • Puede producir intolerancia a la luz (fotofobia), a los sonidos (fonofobia) y a los olores (osmofobia). También vómitos y náuseas.

-Migraña con aura

Aparecen otros síntomas (aura), que pueden afectar a diferentes sentidos: vista, lenguaje y tacto.

Suelen ser previos al dolor y, con menos frecuencia aparecen durante o tras el dolor.

Tipos de aura

Aura visual

  • Aparecen destellos luminosos en el centro del campo de visión, que se desplazan a un lado en zig-zag.
  • Es la más común.

Aura sensitiva

Aura del lenguaje

La migraña con aura afecta de entre un 15 y un 30% de las personas que padecen migrañas.

Migraña menstrual

Se relaciona con la bajada violenta de los niveles de estrógenos, que se produce justo antes de la menstruación.

Se suele iniciar con la primera regla, pero puede mejorar o desaparecer durante el embarazo o la menopausia. En cambio, los tratamientos hormonales, como la píldora anticonceptiva, pueden empeorarla.

Hay dos tipos de migrañas menstruales:

  • Migraña menstrual pura: ataques de migraña que ocurren durante el día 1 de sangrado.
  • Migraña relacionada: migraña menstrual pura que puede entenderse con episodios de migraña en otros momentos del ciclo.

Síntomas de la migraña

Las migrañas suelen comenzar en la infancia, la adolescencia o en edad adulta temprana, y suelen pasar por cuatro etapas: pródromo, aura, ataque y posdromo.

Pródromo

Uno o dos días antes de una migraña, puedes sentir modificaciones sutiles que advierten de una migraña cercana, entre otros:

  • Cambios de estado de ánimo, de euforia a depresión.
  • Antojos de comida
  • Rigidez en el cuello
  • Aumento de la sed y de la micción
  • Bostezos frecuentes
  • Estreñimiento

Dolor

Agudo, pulsátil y profundo, como si estuvieran dando golpecitos en la cabeza.

Solo afecta a la mitad de la cabeza. En diversos casos puede aparecer en la parte frontal o en toda la zona craneal.

Gradual, ya que se inicia de forma leve y aumenta a medida que transcurren las horas.

Causas de la migraña

El origen de la migraña es una fusión de factores genéticos y ambientales. Algunas familias son muy propensas a sufrirla y la genética influye en el tipo de migraña que sufren las personas afectadas.

Investigaciones científicas han identificado diferentes variaciones genéticas importantes en la multiplicación de las migrañas en una misma familia.

Aparte de los factores genéticos, también pueden dar lugar a una crisis las siguientes circunstancias:

  • Psicológicos: ansiedad, estrés y depresión.
  • Malos hábitos del sueño: dormir poco o mucho.
  • Deshidratación: es fundamental beber suficiente agua para estar hidratados, pues la deshidratación puede desencadenar episodios de migraña.
    • Por malos hábitos dietéticos, como el exceso de cafeína o alcohol, comidas con nitritos, aspartamo y glutamato monosódico.
    • Saltarse las comidas, no saciarse, tener sensación de hambre, tener bajos los niveles de azúcar en sangre…
  • Farmacológicos: estrógenos, nitroglicerina, analgésicos…
  • Cambios en el ambiente: cambios de tiempo o estacionales, cambios de presión atmosférica…

Estrés visual, producido de la luz solar, la exposición prolongada ante la pantalla de un ordenador u otras luces intensas o intermitentes.

Tratamientos de la migraña

Tu médico te recetará un tratamiento analgésico para detener los síntomas:

  • Analgésicos. Solo se aconsejan en niños y adolescentes. Su efecto es muy limitado en personas adultas.
  • Antinflamatorios no esteroideos (AINES), para tratar las crisis suaves o moderadas de migraña.
  • Triptanes. Se usan sobre todo para tratar la migraña moderada y fuerte, y para aquellos pacientes que tienen una crisis leve y no toleran o responden a los AINES.
  • Antieméticos. Se usan para controlar los vómitos y las náuseas propios de la migraña.

Para reducir la intensidad del dolor y prevenir su aparición se recomienda empezar un tratamiento preventivo, indicado cuando las crisis de migraña son muy frecuentes e intensas:

  • Para la migraña con aura, producida por la hipertensión y el embarazo.
  • Previene la migraña con o sin aura y para las personas que rechazan los betabloqueantes.
  • Antidepresivos. Cuando hay ansiedad o depresión.
  • Cuando se trata la migraña por hipertensión arterial y el paciente no tolera los betabloqueantes.
  • Toxina Botulínica A. Se utiliza como método preventivo en los casos de migraña crónica.

Conclusiones del tratamiento de mig

raña

Debemos evitar las causas que desencadenan la migraña y que se pueden prevenir, como el exceso de sueño, el estrés, el exceso de alcohol y cafeína.

Los medicamentos ayudan a prevenir algunas migrañas y hacerlas mucho menos dolorosas. Los debidos medicamentos, aliados con medidas de autoayuda y modificaciones en el estilo de vida pueden ayudarte.

La migraña es una enfermedad manejable. Tu médico debe indicarte la manera más adecuada para controlar la enfermedad y mejorar tu calidad de vida.

Actualmente, se sigue investigando sobre nuevos fármacos con resultados muy esperanzadores para algunos pacientes.

También pueden ser de ayuda las terapias psicológicaspara saber gestionar el dolor. En Ipsia Psicología contamos con profesionales en el tema que te ayudarán en lo que necesites. Además, tenemos serviciode Psicólogo online, por si no puedes desplazarte al centro.