605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Cómo convivir con tu hijo que padece Trastorno de oposición desafiante

Puedes identificar el trastorno de oposición desafiante en tu hijo, si notas que presenta comportamientos rabiosos, conflictivos, altaneros o perturbadores hacia ti, o sus figuras de autoridad, es probable que padezca de trastorno de oposición desafiante, o TOD. Debes saber, en primer lugar, que no debe enfrentar esta enfermedad solo. Manejar a un menor de edad con esta conducta puede ser complejo y requerir de apoyo. Toma en cuenta que, existen psicólogos en Madrid, como es el caso de Ipsia Psicología, donde puedes encontrar la ayuda que necesitas.

La receta para superar el TOD se basa en terapias de tratamiento psicológico. Estas llevan diferentes índoles que ayudarán a fortalecer las relaciones familiares de manera positiva. Aunque en algunos casos muy radicales puede ser necesario en uso de fármacos para combatir problemas mentales alojados bajo este trastorno.

¿Cómo es el trastorno de oposición desafiante?

En ocasiones puede ser confuso diferenciar entre el carácter fuerte de un niño, o quizá sus caprichos, de un trastorno específico que obstaculiza el desarrollo natural de la cotidianidad de la familia. Pero el TOD se muestra como una persistente carga de violencia verbal y física que degenera las relaciones y la fortaleza del núcleo padres-hijos. De cualquier forma, a juicio de la madre o el padre, que conoce a su hijo, se puede someter a la familia a una evaluación psicológica que esclarezca estas dudas.

En cuanto a las causas del trastorno de oposición desafiante, no hay una que con claridad explique los motivos o razones que le desencadenan en estos comportamientos explosivos. Se sabe que llevan relación con la serie de elementos ambientales que rodean al niño. Pero además es un problema complejo que comprende variedad de dominios, escenarios y mecanismos de carácter genético.

Es probable que lo más preocupante de este trastorno sea el hecho de que suele desencadenar en problemas más severos de conducta como el abuso de sustancias, adicciones, delincuencia y la transformación del niño en un adulto antisocial.

La recuperación de su hijo dependerá también de su enfoque en casa, donde puede y debe iniciar el cambio. Es probable que el niño se muestre reacio a colaborar, pero eso no debe ser sorpresivo ni novedoso para usted. Sea fuerte y persistente. Habrá contratiempos y recaídas, pero si es paciente con él, los resultados serán visibles y eso los reconfortará a todos.

¿Cuáles son las recomendaciones para convivir con un niño que padece trastorno de oposición desafiante?

  • Distinguir y elogiar el comportamiento positivo del niño. Sea específico. Ejemplo: “Me gustó mucho cómo ayudaste a recoger tus juguetes hoy.” Refuerce lo bueno.
  • Sea ejemplo a seguir de lo que usted desea ver en su hijo.
  • Procure evitar las luchas de poder y desvirtuarse en conflictos sin sentido con el niño.
  • Instaure rutinas que ayudarán a crear hábitos que más tarde podrá premiar.
  • Edifique límites razonables, donde cada quien tenga su espacio y la voz de cada uno sea respetada.
  • Gestione tiempo de calidad con su hijo, donde puedan divertirse juntos y alimentar sus vínculos emocionales.