605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Neurofeedback para el tratamiento la adicción a los videojuegos

Neurofeedback, Mapeo Cerebral, Electroencefalografía (QEEG)

Neurociencia y Neurofeedback aplicada a la adicción a los videojuegos e internet

 

En la actualidad muchas personas tienen dificultad para utilizar las nuevas tecnologías y los videojuegos. Los diagnósticos psicológicos habituales diferencian a las personas según los síntomas y las conductas, pero hasta ahora no se podía conocer la actividad de su cerebro, y podemos ver que niños y adultos con diagnóstico de adicción a los videojuegos e internet tienen actividad cerebral diferente.

Es necesario conocer la actividad del cerebro para entender el funcionamiento que hay debajo de sus conductas compulsivas y obsesiones.

 

Neurofeedback es un entrenamiento cerebral para cambiar la actividad del cerebro.

¿Qué se consigue con Neurofeedback en adicción a video juegos e internet?

 

QEEG (Electroencefalografía): Obtener un mapeo del cerebro para evaluar su actividad y hacer una evaluación del funcionamiento del cerebro.

Neurofeedback: Conseguir un entrenamiento de Neurofeedback para cambiar la actividad disfuncional y conseguir que el cerebro aprenda nuevos patrones más óptimos.

Biofeedback: Aprender mecanismos de regulación emocional por medio de la información que  nos da el ordenador de nuestras variables fisiológicas.

 

Pasos de tratamiento:

1- Una vez que se pida cita con un profesional de neurociencia, en la primera sesión se realiza la evaluación, que tiene una duración de 1,5 horas, con eso conseguimos un mapa cerebral para hacer un diagnóstico del funcionamiento cerebral.

2- Se entregará un informe sobre el mapeo cerebral y se establecerá un tratamiento de Neurofeedback

3 – Cada 10 sesiones se realiza una evaluación en la zona del cerebro que se trabaja.

4 – Cada 20-30 sesiones se realiza una evaluación completa.

 

¿ Qué es el Neurofeedback?

Es una técnica que se basa en el condicionamiento operante, en la neurociencia y en la psiscometría.

Consiste unos sensores que se colocan en el cuero cabelludo, que miden la actividad del cerebro y conectado a una pantalla marca un premio cuando la persona consigue los nuevos patrones que queremos adquirir.

De esa forma la persona aprende a adquirir esos nuevos patrones y cambios del funcionamiento cerebral, en base a ir reforzados por el ordenador. Se podría decir que es como un vídeo juego en el que los mandos son el cerebro.

Con Neurofeedback, el cerebro aprende a:

Reducir las ondas y patrones que nos desregulan,

Aumentar las ondas cerebrales que nos regulan y que nos ayudan a mejorar nuestros estados psicológicos.

Es decir, el cerebro aprende a funcionar de una forma mejorada, utilizando los patrones y áreas cerebrales que le van a ayudar en su regulación, produciendo cambios que se mantienen en el tiempo.

 

Precio: 400 euros 10 sesiones

– 1 hora cada sesión

– Se entrega informe de evaluación

– Se hace otra evaluación en el final del tratamiento para registrar los resultados

Precio:

  • 400 euros un paquete de 10 sesiones.
  • Se requiere un mínimo de sesiones para conseguir resultados ya que es un entrenamiento
  • Se requiere empezar con 2 sesiones semanales, o 3 semanales, las primeras semanas,  luego se irá espaciando.
  • Duración de las sesiones de 1 hora
  • El número de sesiones es variable, normalmente para un diagnóstico de adicciones son 30 – 40 sesiones.

¿Cómo empezar?

Puedes pedir cita con nuestros especialistas en Neurociencia en el 605818578 y empezar a entrenar:

  • Realizarán una evaluación del funcionamiento cerebral
  • Harán una devolución de información y conocerás el entrenamiento que vas a realizar
  • Se empezará en Neurofeedback y Biofeedback
  • Cada 10 sesiones harán una evaluación de la zona cerebral entrenada para ver los cambios.

          Neurofeedback 

Centro de psicólogos especialistas en adicciones y Neurofeedback 

¿Qué es la adicción a videojuegos e internet?

La adicción al juego se ha definido como el uso repetitivo de juegos por Internet que causa dificultades en el funcionamiento diario de la persona.

El trastorno por adicción al juego por Internet, se relaciona con otras condiciones psicológicas comórbidas como: estados de ánimo depresivos y ansiógenos y trastornos como el obsesivo-compulsivo o el trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Sin embargo es con la adicción al alcohol con la que comparte más rasgos clínicos:

–       Comportamiento  compulsivo

–       Falta de control sobre el comportamiento problemático

–       Estado de deseo de consumo antes de comenzar con el comportamiento problemático

Aunque debido a la alta relación con la impulsividad, son varias las investigaciones que proponen que se conciba como un trastorno del control de impulsos (Beard et al., 2001)

Un estudio realizado en China con adolescentes con problemas de adicción a Internet encontró mayor rasgo de impulsividad en aquellos jóvenes con más problemas de adicción (Choi et al., 2013)..

Otro estudio comparó niveles de  impulsividad entre pacientes con adicción al juego por internet frente a adictos al alcohol y juego patológico. Los pacientes con adicción al juego por Internet mostraron una impulsividad mayor (Cao et al., 2007) 

Una revisión sistemática analizó 18 estudios sobre la adicción al juego por Internet; la mayoría realizados en Asia y uno en Alemania (Sepede et al., 2016). En total 666 jóvenes (la mayoría hombres) menores de 25 años, adictos todos ellos con problemas de adicción al juego por Internet. Mostraron alteraciones en zonas relacionadas con el control cognitivo y sensibilidad a la recompensa /castigo en las siguientes áreas:

  •  Córtex orbitofrontal: relacionado con la toma de decisiones, comportamientos  guiados por valores y sensibilidad al castigo/recompensa, también interviene en el deseo e impulso de consumir. Las personas que presentan adicción a distintas sustancias tienen dañado su funcionamiento, jugando un papel importante en el deseo e impulso de consumir.
  • Cíngulo anterior y posterior e ínsula: son relevantes para la atención sostenida, solución de problemas en el procesamiento de la información procesamiento de estímulos desagradables. también en la experiencia subjetiva de la emoción y la representación del cuerpo. Un funcionamiento alterado de estas zonas, se ha encontrado en adictos al alcohol y las drogas.
  • Córtex dorsolateral: interviene en la memoria de trabajo y el aprendizaje de  habilidades motoras. En consumidores de alcohol habituales y adictos al juego, se ha visto alterado su funcionamiento.
  • Giro temporal superior: actúa en el procesamiento audiovisual de estímulos con contenido emocional. Se ha encontrado una actividad reducida en adicción a la cocaína.
  • Giro frontal inferior: juega un papel importante en la capacidad de inhibición, procesamiento emocional y toma de decisiones. A la hora de tomar decisiones que implican cierto grado de incertidumbre, y durante el procesamiento de señales internas no placenteras, aquellos con adicción a la cocaína y anfetaminas, presentaban problemas para activar ese área en comparación con antiguos consumidores o no consumidores.
  • Núcleo caudado: está involucrado en el control motor, postural y el comportamiento de acercamiento o alejamiento a un estímulo. Adictos al alcohol  presentaban una mayor activación.
  • Precúneo: desempeña una importante función en la conciencia sobre uno mismo, visuo-espacial y en la recuperación de recuerdos episódicos. Encontramos una activación incrementada durante la exposición a señales relacionadas con el juego en adictos al juego por internet, aunque no en aquellos en proceso de recuperación.

 

¿Medicación, terapia psicológica o Neurofeedback?

El cerebro mueve información eléctrica y química, y los dos ámbitos dependen el uno del otro.

El objetivo de Neurofeedback es entrenar al cerebro a largo plazo, lo que ayuda a organizar el funcionamiento del cerebro, para conseguir que los circuitos neuronales que no están funcionando de forma óptima puedan funcionar mejor.

La neurociencia ha visto que el cerebro tiene plasticidad, y que la experiencia ayuda organizar las interconexiones de las redes neuronales, si esa experiencia la repetimos mucho, entonces el cerebro se auto-organiza, el Neurofeedback ha demostrado que su entrenamiento es eficaz en esa organización, es la herramienta que ayuda en la regulación.

Neurofeedback es un entrenamiento, no una terapia psicológica al uso.

 

La terapia psicológica tiene el objetivo de ayudar en otro nivel, que consiste en:

– entender qué nos ha pasado en nuestra vida, qué tiene que ver con nuestros síntomas  y por qué,

– entender el análisis funcional de la conducta para aprender a manejar las situaciones, y ayudar al entorno del paciente si es necesario.

– tener técnicas y estrategias para mejorar con la gestión de emociones y pensamientos

– entender desde la propia experiencia los pensamientos y emociones que hacen que nos sintamos así y aprender a gestionarlos.

– nos dará herramientas para hacer frente a las situaciones y a las decisiones de la vida.

  • En nuestro centro de psicología contamos con :

– psicólogos expertos en adicciones

– psiquiatras

– psicólogos expertos en neurociencia y neurofeedback

Recomendaciones

Las neuroterapias son un entrenamiento, así que para que se llegue a producir cambio y aprendizaje en el cerebro y la terapia sea efectiva es necesario que haya una continuidad.

Los cambios en el cerebro se producen por entrenamiento, repetición de patrones de funcionamiento.

Al principio se requieren dos sesiones semanales o tres, para producir cambios más rápidos y que sean duraderos.

Esta terapia se puede compatibilizar con psicoterpia y/o fármacos, de hecho es lo recomendable.

Es un tratamiento no invasivo y no doloroso,

¿Cómo empezar?

Puedes llamar al 605818578 para pedir la primera cita.

El pago puede ser en efectivo, tarjeta o en este botón:

 Bibliografía y estudios científicos sobre Neurofeedback y el Trastorno Obsesivo  Compulsivo (TOC) 

 

Beard, K. W., & Wolf, E. M. (2001). Modification in the proposed diagnostic criteria for Internet addiction. Cyberpsychology and Behavior, 4(3), 377–383. https://doi.org/10.1089/109493101300210286

Cao, F., Su, L., Liu, T. Q., & Gao, X. (2007). The relationship between impulsivity and Internet addiction in a sample of Chinese adolescents. European Psychiatry, 22(7), 466–471. https://doi.org/10.1016/j.eurpsy.2007.05.004

Choi, J. S., Park, S. M., Lee, J., Hwang, J. Y., Jung, H. Y., Choi, S. W., Kim, D. J., Oh, S., & Lee, J. Y. (2013). Resting-state beta and gamma activity in internet addiction. International Journal of Psychophysiology, 89(3), 328–333. https://doi.org/10.1016/j.ijpsycho.2013.06.007

 Dehghani-Arani, F., Rostami, R., & Nadali, H. (2013). Neurofeedback training for opiate addiction: Improvement of mental health and craving. Applied Psychophysiology Biofeedback, 38(2), 133–141. https://doi.org/10.1007/s10484-013-9218-5

Horrell, T., El-Baz, A., Baruth, J., Tasman, A., Sokhadze, G., Stewart, C., & Sokhadze E. (2010). Neurofeedback effects on evoked and induced EEG gamma band reactivity to drug-related Cues in Cocaine addiction. Journal of Neurotherapy, 14(3), 195–216. https://doi.org/10.1080/10874208.2010.501498 

Kounios, J., Fleck, J. I., Green, D. L., Payne, L., Stevenson, J. L., Bowden, E. M., & Jung-Beeman, M. (2008). The origins of insight in resting-state brain activity. Neuropsychologia, 46(1), 281–291. https://doi.org/10.1016/j.neuropsychologia.2007.07.013

Perper, J. A., & Van Thiel, D. H. (1992). Cardiovascular complications of cocaine abuse. In Recent developments in alcoholism : an official publication of the American Medical Society on Alcoholism, the Research Society on Alcoholism, and the National Council on Alcoholism (Vol. 10, pp. 343–361). 

Roemer, R. A., Cornwell, A., Dewart, D., Jackson, P., & Ercegovac, D. V. (1995). Quantitative electroencephalographic analyses in cocaine-preferring polysubstance abusers during abstinence. Psychiatry Research, 58(3), 247–257. https://doi.org/10.1016/0165-1781(95)02474-B

Scott, W.C., Kaiser, D., Othmer, S., & Sideroff, S.I. (2005). Effects of an EEG biofeedback protocol on a mixed substance abusing population. The American Journal of Drug and Alcohol Abuse, 31(3), 455-469 

Sepede, G., Tavino, M., Santacroce, R., Fiori, F., Salerno, R. M., & Di Giannantonio, M. (2016). Functional magnetic resonance imaging of internet addiction in young adults. World Journal of Radiology, 8(2), 210. https://doi.org/10.4329/wjr.v8.i2.210

 

Ipsia-Psicólogos en los medios