605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Estas son las consecuencias de las adicciones

Las consecuencias de las adicciones van a depender de cada uno. Debido a que el efecto que produce la sustancia particular o actividad compulsiva a la que el individuo es adicto, es distinto en cada uno, las consecuencias de estas adicciones varían. No obstante, cuando se llega a etapas avanzadas, el deterioro de la vida afectiva, escolar y social es un común denominador de todos los adictos.

Las consecuencias de las adicciones: casos particulares

Cada una de las adicciones trae consecuencias nefastas a la vida. Aquí mencionaremos algunas, yendo en orden por las más comunes, en cada uno de los casos.

Alcoholismo:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Coma etílico.
  • Cirrosis hepática: degradación del hígado.
  • Hemorragia cerebral.
  • Síndrome de Korsakoff: una pérdida grave de la memoria de eventos experimentados.
  • Demencia por alcohol.
  • Violencia y agresión.
  • Cáncer de estómago.
  • Úlcera gástrica.
  • Envejecimiento prematuro.
  • Delirium tremens.
  • Bebés con bajo peso en el embarazo, síndrome de abstinencia y retrasos.
  • Frigidez en mujeres e impotencia sexual en hombres.
  • Polineuritis: Inflamación de los nervios con dolor.
  • Psicosis

Adicción a la marihuana:

  • Disminución de la inmunidad celular, lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades de distintos tipos.
  • Bajo rendimiento laboral y escolar.
  • Afección de aparato reproductor masculino, que se traduce en una disminución de la calidad, el número y la movilidad de los espermatozoides.
  • Consumirla durante el embarazo puede producir que el bebé nazca con la cabeza más pequeña de lo normal o con muy bajo peso.
  • Problemas de concentración y memoria.

Tabaquismo:

  • Cardiopatías.
  • Pérdida del oído.
  • Piel seca.
  • Bebés con problemas de salud.
  • Efisema y reducción de la capacidad pulmonar.
  • Cáncer de pulmón.
  • Envejecimiento prematuro.

Adicción a la cocaína:

  • Complicaciones gastrointestinales, como el náuseas y dolor abdominal.
  • Paranoia y psicosis.
  • Depresión.
  • Accidentes cerebrovasculares con pérdida del conocimiento y acceso a apoplejía.
  • Pérdida del olfato.
  • Tos crónica, congestión pulmonar y dolor de garganta.
  • Dolor de cabeza.
  • Llagas, goteo intenso y hemorragias nasales.
  • Trastornos del sueño y fatiga crónica.
  • Fallas respiratorias.
  • Ataques al corazón y al cerebro.
  • Dolor en el pecho.
  • Alteraciones del ritmo cardiaco.
  • En los casos en que se consume por administración intravenosa, existe mayor probabilidad de contraer VIH.
  • Disminución del apetito, al punto de la desnutrición en muchos casos.
  • Gangrena intestina grave.
  • Envenenamiento por cocaína.
  • Ideación suicida y, en los casos más extremos, suicidio.
  • Interrupción de la respiración, que en la mayoría de los casos, produce la muerte.

Las drogas suelen ser causantes de enfermedades físicas y mentales graves. Una administración descontrolada causa, en último caso, la muerte. En caso de que te consideres adicto a alguna de estas sustancias, una de las medidas preventivas es visitar un centro de adicciones en Madrid. En Ipsia, prestamos apoyo para ayudarte a salir del problema.