605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Inteligencia y memoria ¿Qué son y cómo se relacionan entre sí?

La memoria y la inteligencia son dos cosas que vienen de la mano. Son cualidades de los seres humanos la capacidad de razonar y de retener recuerdos durante mucho tiempo. Mientras que la inteligencia es la capacidad para resolver problemas, la memoria permite recordar los datos del problema.

Se dice que la inteligencia es capacidad de razonar, pensar con lógica, aprender con base en la experiencia, tomar decisiones, comprender conceptos abstractos y usar su conocimiento para manejar el ambiente que lo rodea.

Por otro lado, la memoria es la habilidad de acumular y recordar datos en función de hechos, experiencias pasadas, contextos y estados emocionales relacionados con situaciones específicas.

¿Cuáles las características de la inteligencia y la memoria?

Por un lado, la memoria tiene la capacidad de codificar, retener, registrar y organizar información. Sumándole a esto que existen varios tipos: a corto y a largo plazo; y declarativa, que se divide en memoria semántica, episódica y procedimental.

La memoria a corto plazo tiene como función almacenar la información que se utiliza en procesos cognitivos de corto alcance. En esta es fácil retener la información.

La memoria a largo plazo almacena la información relativamente permanente. Esta facilita la recuperación de información con rapidez y exactitud.

La memoria declarativa es responsable de adquirir información, retenerla y recuperarla de manera consiente y deliberada por el individuo. Se divide en 3 partes. Semántica, en la se almacenan hechos, conocimientos del mundo, de conceptos y lenguaje; episódica, en la que se acumula información acerca de experiencias o sucesos con alguna significado personal; y procedimental, que es la que usamos en el desarrollo de hábitos, habilidades y en recuerdos de movimiento.

Por otro lado, la inteligencia nos permite darnos cuenta de que existimos, de adquirir habilidad verbal, numérica, creatividad, ser perceptivos, razonar, improvisar, tener valores y ser espirituales.

Además, existen varios tipos de inteligencia: La verbo-lingüística, que es la que sirve para desarrollarse en las áreas de lectura y escritura; numérica, que es la que usamos para entender y trabajar con números con la lógica; espacial, que nos brinda la capacidad de ver, entender y asimilar los espacios; física, que son facilidades innatas que tienen personas para realizar deportes y otras actividades físicas o mecánicas; Intrapersonal, que es la que nos permite relacionarnos con nosotros mismos y nuestras emociones; interpersonal, que nos facilita la comunicación con los demás y formar equipos; y ambiental, nos permite interactuar con la naturaleza y el medio que nos rodea.

Relación entre inteligencia y memoria

Dado que la inteligencia es la capacidad de analizar información y la memoria la encargada de retener esta información, es importante saber la relación que existe entre estas.

Para iniciar, la memoria puede considerarse como una característica de la inteligencia. A la hora de adquirir información a través de la función de análisis de la inteligencia, la memoria trabaja como un receptor guarda la información y tiene, además, la capacidad de usar esta nueva información cuando es necesario.

Además de esto, la memoria trabaja junto a la inteligencia a la hora de utilizar la información que hemos obtenido previamente.

Así pues, vemos que la relación entre estas dos vertientes de nuestras capacidades es estrecha. Una evaluación de inteligencia y memoria puede ser hecha con gusto por nuestros profesionales, Psicólogos en Madrid.