Celos o desconfianza

Celos

Celos o desconfianza en la pareja: qué son y cómo poder controlarlos

Los celos son un tipo de desconfianza hacia el otro, y la desconfianza nos separa de la persona a la que queremos. Las causas que nos llevan a ser celosos pueden ser muy diferentes, como la idea absurda de que todos o todas son iguales, infieles y mentirosos por naturaleza.

Los celos excesivos se caracterizan por una preocupación descabellada sobre la infidelidad de la pareja, sin existir sospechas fundadas, originando una profunda alteración emocional, ansiedad, ira, y lleva a conductas dirigidas a controlar a la otra persona.

Los celos se relacionan con la inseguridad y la falta de confianza en uno mismo. Son una respuesta emocional que pretende proteger ese elemento que se considera bajo amenaza. Cuando hablamos de celos en la pareja, siempre nos referimos al miedo a que esta nos sea infiel o la podamos perder.

¿Cómo podemos terminar con los celos y la desconfianza?

Te damos una serie de consejos:

-Reconocer que tienes un problema

Lo primero que hay que hacer para atender los celos, es admitir que se trata de un problema que está afectando la relación. Los celos debilitan a ambas personas y puede impedir incluso que continúen juntos.

Si revisas de forma constante el móvil, las redes sociales de tu pareja o su correo electrónico, buscando señales que te indiquen que te engañan; si no puedes soportar que tu pareja interactúa con alguien del sexo opuesto; si tienes la certeza de que todas las mujeres o todos los hombres pretender robarte a tu pareja, entonces es probable que tengas un problema con el control de los celos.

– Fabricar la confianza en ti mismo

Los celos son producto de inseguridad emocional y de baja autoestima. A veces. es un intenso miedo de abandono, que alguien te deje o que deje de interesarte en ti porque consideras que no eres lo suficiente.

Las personas que tienen confianza en sí mismas saben que, aunque sean rechazadas, no siempre es por su culpa, y confían en que podrán asimilarlo. Incluso si es por su culpa, eso no les quita valor, significa que no son perfectos, que tienen que aprender algo nuevo.

-Reafirmar tu vida y tus anhelos, esfuérzate en agradarte a ti mismo antes que a los demás

Un espíritu positivo y no quedar anclado en el sentimiento de los celos y los problemas que ocasiona, te ayudará a superarlos. Entre más importancia le des a los celos menos oportunidad tendrás de aventajarlos.

Confiar en que puedes enfrentar y asimilar un abandono real

Los celos insanos tienen que ver con un miedo a ser abandonados o engañados.

Las personas que sienten celos por lo que hace o dice su pareja, suelen ver las cosas de manera distinta después de que pasan la crisis de celos.

Los celos insanos son celos infundados. Lo que vemos y a lo que reaccionamos como si fuera una verdadera amenaza en parte nosotros mismos lo generamos, empujados por este miedo a ser abandonados o engañados.

Debemos saber que este tipo de inseguridad tiende a venir de la infancia. Muchas personas celosas sufrieron en su infancia de un trato indiferente, fueron ignorados o desplazados o sufrieron el golpe de un abandono por parte de sus padres.

Tener celos, es tomar la decisión de vivir con un miedo de que eso que nos hizo sufrir en el pasado surja de nuevo, y una desconfianza en nuestras propias capacidades de que podemos enfrentarlo y salir adelante. sufrir de celos quiere decir que no hemos sido capaces todavía de asimilar este suceso del pasado.

Expresar celos es sinónimo de no haberse recuperado realmente.

 -No jugar sin motivo

Los celos son muy angustiosos. Un riesgo que tienes frente a los celos es intentar hacer sentir celosa a tu pareja. Seducir a otros hombres o mujeres en presencia de tu pareja, todo esto no te hará sentir mejor ni mejorará la situación que sufren de los celos.

-No conectarse a las redes sociales

Estos sitios, sobre todo Facebook, nos invaden con imágenes que pueden suscitar los celos. No se trata de que te subestimes, se trata de que no pases por alto que tienes una dificultad para manejar ciertas emociones y que, por lo tanto, existirán cosas que convendrá evitar.

Se trata de reconocer que los celos equivalen a que tienes un problema. Es como si tuvieras una herida abierta, que te hace experimentar dolor al contacto de situaciones que normalmente no sentirías ningún daño. Conviene, por lo tanto, que mientras no cicatrices estas heridas, no hagas uso de las redes sociales.

Identificar que los celos son un círculo vicioso

Cuando eres celoso, de alguna manera no responde al comportamiento de nadie; respondes a lo que crees que su comportamiento supone. Es decir, reaccionas a un escenario que te da miedo, pero que no ha pasado todavía, y que de hecho podría no ocurrir nunca.

Apreciarte a ti mismo

Debemos pensar que tu pareja eligió estar contigo y tiene poderosas razones para hacerlo. Esta elección proviene necesariamente del hecho que tienes la capacidad de hacerle sentir bien, y por esto decide estar contigo. Y esta capacidad es algo tuyo, y que sería deseable que fuera recíproco. Recuerda que es por tus cualidades positivas que tu pareja está a tu lado.

-Dar un voto de confianza a tu pareja

No confiar en tu pareja es también un acto de agresión, en donde le tratas como alguien no digno de confianza. Es importante que ambos se esfuercen por impedir esto, y tener clara la importancia de esforzarte en lograr dar un voto de confianza.

-Ser positivo

Los celos son conductas que se alimentan del miedo. Pasas tiempo con angustia preocupándote de algo que no ha sucedido y que probablemente nunca vaya a suceder. De esta forma, aumentas las probabilidades que malas cosas sucedan al dar lugar a la sospecha y la falta de confianza. Intenta más bien en enfocarte en lo positivo. Sé feliz de lo que eres y tienes.

Y piensa que, si alguien va a herirte, no hay nada que puedas hacer, ya que no lo puedes impedir. De poco sirve que lo vigiles, lo acuses o espíes, esto no es lo que impedirá que alguien más pueda herirte.

¿Cómo se tratan los celos en Ipsia Psicología?

Si notas no tener confianza en tu pareja, si sientes que la persona parece engañosa o no es seria respecto al compromiso, será mejor que no te enganches en una relación. Confía en que puedes construir una mejor relación con otra persona.

El beneficio de la duda es importante para que una relación pueda funcionar. No se trata de confiar ciegamente en el otro, porque nadie es perfecto y se puede equivocar, pero debemos hacerle saber con claridad que es un requisito el ser confiables el uno para el otro.

En Ipsia Psicología trabajamos los celos tanto de forma individual como en pareja, aunque lo más recomendado es con terapia en pareja. Es muy común que ambas personas en la relación se encuentren dentro de una dinámica, alimentada por ambos, que impide salir de los celos disfuncionales.