605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

¿Tiene tu hijo trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)?

Reconocer si tu hijo padece de trastorno por déficit de atención e hiperactividad es fundamental para canalizar su desarrollo hacia la garantía de una mejor vida, a través de psicoterapia.

El TDAH se caracteriza porque los sistemas que regulan la impulsividad, la atención y el movimiento, no alcanzan su mayor estado de madurez. Sin embargo, no siempre se manifiesta de la misma manera. Según la doctora Azucena Díaz, presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Infantil, de la Asociación Española de Pediatría y miembro del departamento de psiquiatría de la Clínica Universidad de Navarra, “el TDAH puede presentarse con hiperactividad o sin ella”. Y explica lo que es en sí este trastorno: “Estos niños tienen menos capacidad para atender o se mueven más delo que se esperaría para su edad”.

 

Para que se diagnostique el TDAH, los síntomas deben notarse antes de los 12 años. Esto, puesto que es un trastorno del neurodesarrollo.

 

Esta patología se ve por lo general en varones y afecta especialmente al individuo en la niñez. Pero entre un 60 y 80 por ciento de las personas que padecieron TDAH en la infancia, manifiestan que los síntomas les impiden desarrollar actividades comunes de una vida adulta. En España, un metanálisis señalado por la especialista afirma que un 6,8 por ciento de la población infantil padece síntomas que tienen compatibilidad con TDAH.

 

Las causas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad

La herencia es la causa principal. El origen genético alcanza un 75 por ciento de lo casos. Sin embargo, no es sencillo identificar esta patología, pues no es causada por un solo gen, sino por genes que interactúan entre sí. Lo implicados son principalmente los sistemas reguladores de la serotonina, la dopamina y la adrenalina.

Díaz explica que existe una serie de factores perinatales. Estos se relacionan directamente con el embarazo, el parto y los primeros meses de vida. El consumo de bebidas alcohólicas es el principal y, según los estudios, el más determinante de este padecimiento. También, el trastorno se asocia al sufrimiento fetal.

 

¿Cuáles son los síntomas de el trastorno por déficit de atención e hiperactividad?

 

Los niños que padecen TDAH tienen dificultades para concentrarse y prestar atención además de que no consiguen permanecer tranquilos y quietos. Aunque, en muchos casos, lo intentan, les cuesta organizar sus tareas, jugar o trabajar en equipo, acatar instrucciones complejas o escuchar atentamente.

 

Si logran quedarse sentados en un lugar, rápidamente estarán moviendo las piernas, tamborileando los dedos o moviéndose bruscamente. El rendimiento escolar del pequeño puede verse afectado por esto, lo mismo que sus relaciones familiares y sociales.

 

Si reconoces alguno de estos síntomas en tu hijo o en algún familiar, es probable que se trate de trastorno por déficit de atención e hiperactividad. De la atención psicológica que requieren estos pequeños, dependerá mucho el desarrollo de su personalidad en una vida adulta qu les de al menos satisfacciones esenciales.

 

 Tratamiento para el TDAH en Madrid