605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Introducción. Longanimidad y Resiliencia

¿Sabemos lo que ocurre en circunstancias donde los impedimentos que se nos presentan son insalvables? ¿Basta solo con la experiencia y tenacidad?

Está claro que no. En la situación actual tan drástica que vivimos, es necesario utilizar otra habilidad: la Longanimidad, que entendemos como la constancia de ánimo en las adversidades.

No es suficiente con el tesón, es imprescindible mantener buen ánimo en situaciones difíciles.

La esencia para sostener una actitud de buen ánimo ante la dificultad, es identificar qué cosas se van a interponer en nuestro camino. El choque emocional que la crisis del COVID-19 está originando es inmenso, inimaginable hace solo unos meses.

Esta colisión es mucho menos grave para quienes tienen previstas acciones de respuesta a situaciones parecidas, lo que llamamos Resiliencia, la aptitud de adaptación de una persona frente a una situación adversa.

Las dos propiedades se retroalimentan: Cuanta más longanimidad suministro más resiliencia tengo y al revés. Si no tenemos soluciones tenemos que ir a buscarlas, y si se buscan, las encontraremos.

Resiliencia en las empresas ante el coronavirus actual, COVID-19

Ante la emergencia de salud pública internacional que supone la pandemia de coronavirus COVID-19, las empresas tienen que estar preparadas para posibles impactos prolongados en el bienestar del personal, las cadenas de suministro, las operaciones y la economía que surge de una enfermedad infecciosa que se propaga en los cinco continentes.

Las empresas deben tomarse tiempo para reexaminar sus estrategias y planes de resiliencia y respuesta a las crisis para estar bien preparados a los posibles choques de este virus.

Ser reactivo a los acontecimientos retrasará la recuperación, elevará los costos de respuesta y desempeñará una presión importante sobre el tiempo de alta gerencia disponible, lo que perjudica aún más los efectos destructivos de un suceso de pandemia.

Entender y analizar los impactos primordiales de la empresa y planificarlos, es un primer gran paso vital.

Existen documentos informativos en las empresas sobre resistencia al coronavirus COVID-19, donde se proporciona a los trabajadores un plan de acción sobre cómo prepararse a este virus.

Resiliencia. Turismo

La Organización Mundial del Turismo, OMT, pide al gremio y a los viajeros a hacer frente a esta contienda con sentido común y responsabilidad.

A día de hoy, el turismo es uno de los sectores más afectados y la OMT ha comprobado su previsión de 2020 para las llegadas internacionales y los ingresos por turismo internacional.

La OMT, y debido a las restricciones a los viajes que se están produciendo, señala la importancia del diálogo y la cooperación internacional y concreta que el reto del COVID-19 representa una oportunidad para enseñar cómo la solidaridad puede ir más allá de las fronteras.

El sector turístico, más que ningún otro ámbito económico con impacto social, se basa en la relación entre las personas. La OMT ha situado la respuesta del sector del turismo en diversos focos:

  • Trabaja de forma muy estrecha con la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Que las medidas de salud se apliquen, garantizadas junto a la OMS, ayudando a reducir al mínimo las consecuencias inútiles en comercio y viajes internacionales.
  • Solidarizarnos con los países afectados.
  • Resiliencia por el turismo y apoyar la recuperación.

La OMT se coordina fuertemente con la OMS y otros organismos de las Naciones Unidas, y Zurab Pololikashvili, Secretario General de la OMT, mantiene contactos organizados con los Gobiernos y los mandatarios del sector turístico.

Conclusiones

Las empresas deben contar con un plan de resiliencia; esta norma otorga a cada una de ellas un marco razonable de aseguramiento de su actividad ante situaciones complicadas e inesperadas, como el COVID-19, protegiendo así su inversión y a los empleados de su organización, sosteniendo su prestigio y proporcionando la facultad de seguir trabajando y permitiendo sus productos y servicios al mercado.

La epidemia del COVID-19 plantea a la comunidad mundial y al sector turístico un desafío importante y en permanente evolución.

La Organización Mundial del Turismo ha reforzado su colaboración con la Organización Mundial de la Salud.

La OMT pide una dirección internacional sólida y que el turismo se incluya como principal prioridad en los futuros esfuerzos de recuperación.

Para terminar, si somos capaces de anticipar complicaciones, podremos encontrar soluciones o acciones para superarlas y hacerlas frente con buen ánimo y siempre manteniendo la expectativa positiva de superarlos.

No hay que olvidar que la mayoría de fracasos se originan no por las dificultades que nos podamos encontrar, sino por no pararnos a buscar soluciones y actuar de forma inmediata.

En Ipsia Psicología, ayudamos a personas resilientes en estos duros momentos.