605 818 578 info@ipsiapsicologia.com       c/ Gran Vía 59, 7º Centro. Madrid. Metro: Plaza España, Santo Domingo, Callao.

Comencemos la explicación de perder peso por ansiedad

Uno de los síntomas más perjudiciales para la salud es perder peso por culpa de la ansiedad.

Aunque es cierto que la ansiedad es un sistema de defensa perfectamente normal en el ser humano, ciertos niveles de angustia, estrés, preocupación o miedos ilógicos pueden ocasionar ansiedad generalizada y, por consiguiente, pérdida de peso; pueden llegar también a incrementar un cambio físico notable con periodos de malestar, como nerviosismo y pérdida de peso por ansiedad y estrés.

También podemos perder peso por ansiedad con unos altos niveles de estrés sin darnos cuenta de lo que está ocurriendo. Esto origina que nos saltemos las comidas, tomemos café en exceso, y nos mantengamos en una actividad demasiado acelerada que no nos permiten hacer una vida normal.

En Ipsia Psicología contamos con expertos en este tema que te ayudarán en lo que necesites.

¿Cuál es el motivo de que la ansiedad provoque pérdida de peso?

Si notas una pérdida de peso notable y no te agrada la idea, debes tener en cuenta que algo no va bien. Si bajas de peso por ansiedad producirás muchos riegos a tu salud, los cuales harán que tu energía no sea la misma debido al cansancio físico y mental que realizas por la mala gestión de las emociones.

La ansiedad es un estado mental que provoca mucha preocupación e inquietud, por lo es probable que padezcas crisis de ansiedad y pérdida de peso motivado a la rapidez con la que realizas tus tareas rutinarias.

Se puede deber también a miedos adquiridos después de una mala experiencia, como el ahogamiento causado por la comida o saliva, haciendo que casi no consumas alimentos y tengas una pérdida de peso considerable por ansiedad y temor a pasar por algo parecido.

Al mismo tiempo se da el caso de la pérdida de peso involuntaria por ansiedad, donde se padecen de altos periodos de presión y estrés, que a su vez causan angustia y no permiten mantener un ritmo de vida estable y saludable.

Si tus nervios son muy fuertes provocan que se quemen más rápido las calorías del cuerpo que, sumado a la pérdida del apetito, dan como resultado flojedad, debilidad y varias tallas menos.

¿Cuáles son las causas de la pérdida de peso por ansiedad?

La pérdida de peso por ansiedad puede ser producida por diversos factores emocionales y psicológicos que representan un riesgo para la persona que lo sufre.

Algunas de estas circunstancias suelen ser sociales, como aquellas personas que optan por no reunirse con sus compañeros de trabajo para no encontrarse con sitios llenos de gente por miedo, originando a la larga un importante trastorno de ansiedad y pérdida de peso.

Otra causa muy común ocurre en personas que padecen un trastorno obsesivo- compulsivo, les lleva a practicar dietas muy severas provocando su desnutrición o pérdida de peso por ansiedad, y de una forma muy acelerada; al mismo tiempo, genera respuestas físicas como malestar abdominal, náuseas, gases e inapetencia.

¿Cuáles son los síntomas de pérdida de peso por ansiedad?

Los síntomas son diversos cuando se pierde peso por ansiedad, pero por regla general la pérdida de peso es originada por los nervios que afectan al estómago.

Esto también produce perdida del apetito de manera constante, lo cual hace que bajen las defensas y te sientes realmente mal; aparte de esto, el peso sufre un constante desequilibrio debido a los fuertes ataques de nervios que se sufren y es cuando notamos con preocupación la pérdida de peso por ansiedad.

Todos estos síntomas hacen que se sufra mucho, que se experimente un trastorno de ansiedad y pérdida de peso importantes, haciendo que se queme más grasa sin control; incluso se puede llegar a niveles extremos como la anorexia, llegando a la conclusión de que con la ansiedad se pierde peso.

Por esta razón, es muy importante tener en cuenta todos estos síntomas y antes de tomar una decisión precipitada sobre lo que puede estar afectándote.

Te damos a conocer algunos de ellos:

  • Depresión
  • Insomnio o problemas para dormir
  • Preocupación excesiva
  • Miedos irracionales
  • Tensión muscular
  • Ataques de dudas constante
  • Síndrome de intestino irritable
  • Indigestión
  • Miedo escénico
  • Constantes diarreas o estreñimiento

¿De qué manera puedo subir de peso con ansiedad?

Perder peso por ansiedad y depresión hace que se modifiquen hábitos que fomentan algunos comportamientos como: irritabilidad, apatía, depresión y susceptibilidad que producen desequilibrios, haciendo que sea más factible el hecho de perder peso por ansiedad.

Debemos enfocarnos en una serie de recomendaciones muy sencillas para la pérdida de peso, estas son las principales:

  1. Ponerte horarios: procurar comer en horarios preestablecidos o crear una rutina diaria de 5 comidas, siendo 3 principales y 2 meriendas; reduciendo de esta forma la bajada y la pérdida de peso.
  2. Intenta relajarte: cuando comas debes estar en un estado de relajación, evitando pensar en que harás luego o preocupaciones extremas que ocasionen la contracción de tus músculos y el descontrol de tu sistema digestivo, y verás que este es un remedio muy bueno para erradicar la pérdida de tallas.
  3. Usa medicamentos naturales: reduce el consumo de cafeína, ya que altera los nervios. En su lugar, toma infusiones y hierbas naturales, como el tilo, la manzanilla, la valeriana o el té de toronjil, que te ayudaran a bajar el trastorno de ansiedad y a reestablecer tu peso.
  4. Ejercítate: realiza ejercicios que harán que tu apetito despierte, te mantendrá activo, además aumenta tu masa muscular y disminuye la pérdida de medidas garantizándote un mejor semblante.
  5. Incrementa las vitaminas: puedes probar tomando suplementos con vitaminas y minerales que te proporcionarán energía, reduciendo tu ansiedad de manera notable. La vitamina B12 ayuda a incrementar el apetito, haciendo que subas un poco de peso.

¿Cuáles son los tratamientos para la pérdida de peso por ansiedad?

El primer paso para superar este trastorno es aceptar la situación, darse cuenta de lo que ocurre y así poder superar el problema. La ansiedad no solo conlleva a bajar de peso, sino a la pérdida de masa muscular y vitalidad, así como también fracturas y falta de movilidad.

Cuando se identifica que la ansiedad nos produce pérdida de peso en el cuerpo se tiene que actuar de manera rápida y eficaz para tratar de controlarla.

Debes intentar identificar tu ansiedad generalizada y pérdida de peso con la ayuda de un profesional, y tomar diferentes recomendaciones en caso de que de que decidas erradicar estos problemas de nerviosismo, que te hacen tener problemas de adelgazar y una ansiedad constante.

Tipos y trucos

Este problema se presenta de diferentes síntomas, dependiendo de la persona, principalmente con trastornos digestivos, dolores de estómago, pinchazos y digestión pesada.

Al mismo tiempo, puede que tu apetito desaparezca por completo o en algunos casos ocurra que con un poquito que comas te sacies.

Lee atentamente varios trucos para ayudarte a combatir la ansiedad, la pérdida de tallas y sus consecuencias:

  • Hacer ejercicios hará que la tensión muscular se vaya, para aumentar tu estado de ánimo y quemar la hormona del esteres, ayudando a tu organismo a funcionar correctamente.
  • Practicar meditación ayudará sin duda a controlar tus angustias, lo cual te permitirá aprender a respirar y a usarla en tu beneficio al momento de sufrir un ataque ansioso.
  • Tomar unas merecidas es un excelente remedio. Esto distraerá tu mente y te mantendrá en calma y serenidad sin la necesidad de tener que medicarte.
  • Dormir lo suficiente por las noches, quemar calorías de manera natural y al día siguiente estar cargado de energía, logrando controlar la pérdida de peso corporal dañina e involuntaria.
  • Acudir a un psicólogo o terapeuta experto en este tema, en caso de que al realizar todos estos consejos no sientas cambio alguno.

¿Como podemos evitar la pérdida de peso por ansiedad?

La pérdida de peso involuntaria por ansiedad es un problema en donde se debe tener mucho cuidado, ya que se pueden perder las vitaminas y minerales que necesita nuestro cuerpo.

Los trastornos de ansiedad y bajada de peso están ligados a un desequilibrio en las hormonas que causan comportamientos y emociones negativas, trayendo como consecuencia, pérdida de peso y preocupaciones.

Para evitar estos problemas de pérdida de peso es necesario que tomes mucho líquido, separes las comidas en porciones de 5 veces al día. Comer tranquila y relajada, modificar los pensamientos negativos y hacer ejercicios; igualmente tratar de no preocuparse demasiado, la gran mayoría de las personas pueden sufrir de ansiedad o pérdida de medidas en algún momento de su vida.

Conclusiones de la pérdida de peso por ansiedad

Resumiendo, la pérdida de peso por ansiedad se produce debido a un proceso de defensa que crea tu organismo cuando te encuentras con mucha ansiedad, lo cual hace que tu cerebro envíe mensajes de alerta al sistema digestivo alterándolo totalmente.

Por otro lado, se produce la liberación de hormonas que estimulan la pérdida de apetito por ansiedad.

Lo más importante es no dejar que la pérdida de peso por ansiedad se prolongue en nuestra rutina habitual, porque los síntomas cada día serán más elevados llegando a sufrir pérdida de peso involuntaria por ansiedad.

Por tanto, lo único que es seguro para resolver nuestros problemas de pérdida de peso es, acudir a un profesional en nutrición y ansiedad, además de mantener controladas tus emociones con autocontrol y paciencia.

Si no se toman las medidas necesarias, la pérdida de peso por ansiedad puede llevar a un grave problema de salud, manteniéndonos débiles, flojos y con las defensas bajas.